• El portaaviones Almirante Kuznetsov, junto a un destructor ruso en las aguas del mar Negro.
Publicada: martes, 10 de abril de 2018 17:37
Actualizada: martes, 10 de abril de 2018 18:09

Rusia y Siria han puesto a sus Fuerzas Armadas en máxima alerta de combate ante un posible ataque de Estados Unidos después de que Washington amenazara con atacar el territorio sirio, so pretexto de responder a un supuesto ataque químico en el país árabe.

Según ha informado la cadena de televisión catarí Al Jazeera, citando fuentes locales, el Ejército sirio y sus aliados han recibido la orden de movilizar, durante 72 horas, sus tropas en todas las bases y aeropuertos castrenses del país para repeler un posible ataque estadounidense al territorio sirio.

Otras fuentes han indicado que las fuerzas sirias están en máxima alerta en las posiciones que ocupa el Ejército sirio en las provincias de Al-Sweida (sur), Hama y Homs (centro), Latakia y Tartus (noroeste), y Deir Ezzor (este).

Por su parte, la Fuerza Armada de la Flota rusa en el mar Negro ha declarado que está en alerta después de que el destructor estadounidense USS Donald Cook, que presuntamente porta 60 misiles modelo Tomahawk, partiera de Chipre rumbo a aguas territoriales sirias.

 

Estas movilizaciones se producen en momentos en los que el Gobierno estadounidense ha amenazado con actuar contra Siria de forma independiente, para después responsabilizar al Gobierno de Damasco del presunto ataque químico registrado en la ciudad siria de Duma, en la región de Guta Oriental.

Las acusaciones occidentales sobre este ataque se basan en un reporte ofrecido por los llamados Cascos Blancos, una organización acusada en varias ocasiones de tener vínculos con los terroristas, que dijeron que más de 40 personas habían muerto el sábado por asfixia con gas cloro.

El Gobierno de Damasco ya ha negado que las fuerzas sirias hayan lanzado un ataque químico y ha invitado, de forma oficial, a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) a investigar el caso.

Rusia, por su parte, ha resaltado que las provocaciones mediante ataques con material químico también podrían servir como pretexto para que Washington lance una ofensiva contra Siria, una medida que no ha sido descartada por la Administración estadounidense.

myd/anz/msm/rba

Comentarios