• Fuerzas sirias avanzan en el centro del país.
Publicada: viernes, 16 de marzo de 2018 9:52
Actualizada: viernes, 16 de marzo de 2018 10:54

El Ejército sirio ha enviado un gran número de refuerzos al cantón kurdo de Afrin, ubicado en el noroeste del país, con el fin de proteger a esta región en momentos en que el Ejército turco y sus aliados rebeldes han intensificado su ofensiva.

Según informaron el jueves los medios locales, estas unidades progubernamentales se han desplegado en las zonas controladas por las milicias kurdas Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) al este de Afrin.

En concreto, estas fuerzas se han estacionado en la localidad de Tal Rifat y la base aérea de Menagh, ambas al sur de la ciudad de Azaz. Conforme a los reportes, los kurdos tienen previsto entregar a las fuerzas sirias el control de varias aldeas en esta zona.

La movida de las unidades aliadas del Ejército se produce un día después de que las fuerzas turcas bombardearan posiciones de las tropas sirias y mataran a al menos cinco uniformados e hirieran a varios más.

En los últimos días, las fuerzas turcas y sus aliados del Ejército Libre Sirio (ELS) han intensificado sus operaciones en Afrin para expulsar a los combatientes kurdos y estrechar el cerco a esta ciudad.

Las unidades del Ejército sirio comenzaron a entrar desde el 20 de febrero en Afrin con vistas a proteger a los lugareños y las fronteras de la operación militar, llamada “Rama de Olivo” que las fuerzas turcas están realizando desde el pasado 20 de enero en el área pretextando la lucha contra el terrorismo.

Desde un principio, el Gobierno de Siria condenó “la flagrante agresión” de las fuerzas de Turquía, país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), contra su soberanía y llamó tanto a Ankara como a Estados Unidos a poner fin a su ilegal presencia en el país árabe.

Por otro lado, las autoridades sirias denuncian que Turquía, con su llamada “Operación Rama de Olivo” contra las milicias kurdas, viola las disposiciones de la resolución 2401 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), que insta a un alto el fuego de 30 días en todo el territorio sirio para garantizar la seguridad y la entrega sin obstáculos de ayuda humanitaria a los civiles en el país árabe.

mjs/ktg/hnb

Comentarios