• Al-Asad denuncia la manipulación de la ONU por EEUU
Publicada: viernes, 18 de diciembre de 2015 2:27
Actualizada: viernes, 18 de diciembre de 2015 15:28

El presidente sirio, Bashar al-Asad, ha criticado la politización y la parcialidad de los informes emitidos por la ONU y Human Rights Watch (HRW) sobre la situación humanitaria en Siria.

“Por supuesto, sin duda están politizados (refiriéndose a HRW). Incluso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) está manipulada por los Estados Unidos, país en contra de Siria. Esta es la realidad, todo el mundo lo sabe”, ha afirmado este jueves el mandatario sirio.

Por supuesto, sin duda están politizados (refiriéndose a HRW). Incluso la ONU está manipulada por los Estados Unidos, país en contra de Siria. Esta es la realidad, todo el mundo lo sabe”, ha afirmado el presidente sirio, Bashar al-Asad.

En una entrevista concedida a la televisión estatal holandesa NPO2 TV, Al-Asad ha tachado de “inútiles” a los integrantes de la coalición internacional contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) liderada por Estados Unidos, ya que, en su opinión, la expansión de Daesh se dio, precisamente, con el comienzo de las operaciones de la coalición, y que cualquier operación aérea debe ser apoyada por tropas sobre el terreno.

La lucha contra el terrorismo, ha proseguido, es un principio que debe ser permanente y duradero, y los países que actúan reaccionando por miedo a esta lacra no están capacitados para ser aliados de Siria en materia de lucha antiterrorista.

En alusión a posibles operaciones de la aviación holandesa contra Daesh en Siria, Al-Asad ha dicho que es una medida “ilegal y contradice la ley internacional”, antes de subrayar la soberanía siria y añadir que la mejor vía para luchar contra el terrorismo es mediante la coordinación con el Gobierno de Damasco.

“El único obstáculo [ante esta coordinación] es que la política occidental de hoy hacia Siria consiste en que se tiene que aislar a este Estado, o a este presidente (…). Bueno, en este caso ustedes no pueden alcanzar ninguno de sus objetivos”, ha aducido.

En cuanto al proceso de transición en ausencia de Al-Asad que reclaman ciertos países occidentales, el presidente sirio ha puesto énfasis en que tanto el destino de Siria como el de su presidente corresponden únicamente al pueblo sirio.

“Si un presidente se tiene que marchar, eso se consigue a través de la Constitución y mediante el voto”, ha insistido.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, concede una entrevista a la televisión estatal holandesa NPO2 TV. 17 de diciembre de 2015

 

A continuación, el mandatario sirio se ha referido a los súbditos extranjeros que luchan en las filas de Daesh, procedentes en su mayoría de países como Holanda y Bélgica, y ha criticado a las capitales europeas por hacer caso omiso de la existencia de esos terroristas en sus países.

Según Al-Asad, las autoridades europeas han vendido sus valores a cambio de petrodólares y han permitido que instituciones wahabíes saudíes inviertan en extender su ideología extremista a Europa, por lo que este continente exporta hoy día terroristas a Siria y a todo el mundo.

A su juicio, si Occidente aspira verdaderamente a resolver la crisis siria, los responsables europeos deben trabajar para detener el flujo de terroristas y el apoyo logístico, financiero y armamentístico que reciben a través de Turquía.

Frente a la actitud occidental, Al-Asad ha destacado el apoyo a la lucha antiterrorista de Damasco por parte de Irán y de Rusia, en su opinión los únicos países dispuestos a buscar soluciones viables a la crisis.

No obstante, ha criticado que ciertos Gobiernos se dejen manipular por EE.UU., ya que no se atreven a entablar contactos con el Gobierno sirio fuera de la agenda fijada por la administración estadounidense.

También ha reiterado que Siria seguirá basando su política en dos principios, que son el diálogo intersirio y la lucha contra el terrorismo. Toda persona que porte armas, mate gente y destruya propiedades públicas o privadas es un terrorista, ha subrayado.

Finalmente, Al-Asad ha confiado en que la crisis siria finalice en menos de un año, a condición de que los países implicados dejen de apoyar a los terroristas.

“El problema radica en que todavía [estos países] mantienen su apoyo a diario para generar más caos y para obstaculizar cualquier solución, porque la solución política que buscan debe lograrse cambiando este Estado o derrocando a este presidente, por lo que la crisis persistirá”, ha concluido.

mep/mla/mrk

Comentarios