• --
Publicada: jueves, 20 de noviembre de 2014 16:42
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:27

Un elevado consumo de grasas trans parece estar vinculado a una peor memoria, según un estudio presentado el miércoles en las Sesiones Científicas de la American Heart Association 2014. Tras analizar a 1000 hombres sanos y activos, el trabajo vio que aquellos consumieron mayores cantidades de grasas trans mostraron un peor rendimiento en una prueba de memoria. Además, la asociación se mantuvo incluso después de tener en cuenta factores como la edad, la educación, el grupo étnico y la depresión. "Desde el punto de vista de la salud, el consumo de grasas trans se ha relacionado con el sobrepeso y la enfermedad cardíaca. Yo les digo a mis pacientes que mientras que las grasas trans aumentan la vida útil de los alimentos, reducen la vida de las personas", señaló Beatrice Golomb, autora principal y profesora en la Universidad de California-San Diego (EE.UU.). El equipo de Golomb estudió a un grupo de adultos que no habían sido diagnosticados con enfermedades del corazón. Todos los participantes completaron un cuestionario dietético, a partir del cual se estimó el consumo de grasas trans de los participantes. Para evaluar la memoria, los voluntarios realización una prueba de memoria, que consistía en que, tras mostrarles serie de 104 tarjetas, éstos tenían que indicar si cada palabra era nueva o estaba duplicada. Los resultados mostraron que, entre los varones menores de 45 años de edad, aquellos que comían mayor cantidad de grasas trans tenían un peor rendimiento en la prueba de memoria. De hecho, cada gramo adicional de consumo diario de grasas trans se asociaba con una pérdida de 0,76 palabras en los test de memoria. Así por ejemplo, aquellos que consumían la mayor cantidad de grasas trans recordaban 11 palabras menos (una reducción de más del 10 %) que los adultos que comían menos. (El número medio de palabras recordadas correctamente era 86). eha/hnb