• Los cadáveres de víctimas mortales de la Covid-19 son incinerados en un crematorio público en las afueras de Bengaluru, La India, 12 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 15 de mayo de 2021 9:42
Actualizada: sábado, 15 de mayo de 2021 10:07

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el segundo año de la pandemia de la COVID-19 podría causar más muertes que las registradas en el 2020.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, comentó en su cuenta de Twitter que el 2021 podría resultar más mortífero que el 2020 en cuanto a la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, y recomendó algunas medidas que se deben adoptar para evitar este escenario apocalíptico.

“La COVID-19 ya se ha cobrado más de 3,3 millones de vidas y estamos en camino de que el segundo año de la pandemia sea mucho más mortal que el primero”, aseveró Ghebreyesus, quien considera que la única salida para salvar vidas y hogares es una combinación de vacunación y de medidas de salud pública, que no se pueden aplicar por separado.

Uno de los mayores retos es precisamente la disponibilidad de las vacunas en los países más pobres, y como solución a este problema, el director de la OMS sugiere que, en lugar de vacunar a los menores de edad en los países desarrollados, estos compartan sus vacunas en el marco del Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX, por sus siglas en inglés).

Su sugerencia se refiere a que hay países de ingresos medianos o bajos donde no hay suficientes vacunas para inmunizar a los trabajadores de la salud e incluso sus hospitales están abarrotados con personas que necesitan asistencia urgente.

De hecho, solo 0,3 % de las vacunas contra la COVID-19 llega a los países más pobres, destacó Ghebreyesus, para luego subrayar que en algunas partes del mundo la situación sigue siendo crítica, como es el caso de La India, Nepal, Sri Lanka, Vietnam, Camboya, Tailandia y Egipto.

Por su parte, el continente americano ha registrado el 40 % de todas las muertes por coronavirus la semana pasada. A todos estos países se les está prestando apoyo, agregó.

El nacionalismo de las vacunas

El director general de la OMS recordó que, en septiembre de 2020, había advertido sobre la amenaza del llamado “nacionalismo de las vacunas”, y le dijeron que era alarmista. Sin embargo, se está observando ahora una catástrofe de este tipo.

“En enero hablé sobre el posible desarrollo de una catástrofe de la moral. Por desgracia, ahora somos testigos de cómo esto está ocurriendo. En un puñado de países ricos, que se compraron la mayor parte del suministro de las vacunas, se están inoculando los grupos de bajo riesgo”, explicó Ghebreyesus en su publicación.

Como una de las soluciones al problema que se está generando, instó a que se liberen las patentes de las tecnologías y conocimientos necesarios para las vacunas.

krd/ncl/mrg