• Caos en La India por récord de muertes por coronavirus . (Foto: AFP)
  • Transportan a víctima que murió por COVID-19 a campo de crematorio en Nueva Delhi, 4 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 5 de mayo de 2021 1:44

EE.UU. podría acumular millones de dosis excedentes de vacunas contra la COVID-19, mientras sus aliados, como La India, están inmersos en crisis por la pandemia.

Según un informe del Centro de Innovación en Salud Global de la Universidad de Duke publicado esta semana, Estados Unidos podría tener hasta 300 millones de dosis excedentes de la vacuna contra el nuevo coronavirus para fines del próximo julio. 

Estos datos, sin embargo, contrastan con la realidad de decenas de países que, de acuerdo con estimaciones, no podrán vacunar a la mayoría de su población hasta 2023.

Estas marcadas diferencias han obligado a Estados Unidos a anunciar que donará vacunas a las naciones más pobres; aunque, hasta el momento, las autoridades norteamericanas no han mencionado fechas ni cantidades.

De hecho, el presidente de EE.UU., Joe Biden, afirmó que su Administración ayudará al resto del mundo solo después de que todos los estadounidenses tengan acceso a las vacunas, lo que generó la condena de los expertos y defensores de la salud mundial que critican su posición como “cada vez más insostenible”, dado que la crisis de la COVID-19 cada vez es más profunda, como en el caso actual de La India.

En enero, en la reunión del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el director general de esta entidad, Tedros Adhanom Ghebreyesus, describió el acaparamiento de vacunas contra la COVID-19 por parte de los países ricos como un “fracaso moral catastrófico”.

Este acaparamiento ha continuado y, a mediados de marzo, solo el 14 por ciento de la población mundial tenía acceso a más de la mitad de las vacunas contra esta enfermedad letal.

La revista en línea estadounidense Slate informó el lunes que la tendencia de los países ricos que almacenan vacunas contra la COVID-19 resultará en casi el doble de muertes de las que ocurrirían si las vacunas se compartieran por igual en todo el mundo. Además, la publicación advierte de que la falta de vacunación a nivel global puede dar tiempo para que nuevas variantes socaven los antídotos existentes.

 

Conforme a la OMS, se han distribuido más de mil millones de dosis de vacunas en todo el mundo, el 82 % de las inyecciones, pero el 82 % de las inyecciones se han administrado en países de ingresos altos y medios y solo el 0,3 % en países de ingresos bajos.

Según las últimas cifras proporcionadas en el portal de estadísticas mundiales Worldometers, hasta la fecha, hay más de 20 658 234 personas contagiadas por la COVID-19 en La India, de las que 226 169 han muerto. Mientras tanto, los expertos médicos dicen que las cifras reales en La India podrían ser de cinco a diez veces más altas que las informadas.

tmo/ncl/hnb