• El virus del Zika es transmitido por mosquitos que proliferan en climas cálidos y lluviosos.
Publicada: viernes, 29 de enero de 2016 0:07

Probablemente tardará varios años desarrollar una vacuna segura y eficaz contra el virus del Zika, ha estimado el director del Instituto estadounidense de alergias y enfermedades infecciosas (NIAID).

"Es importante comprender que no vamos a tener una vacuna segura y eficaz este año y probablemente tampoco en los próximos años", ha indicado este jueves el doctor Anthony Fauci, director del NIAID, en una conferencia de prensa telefónica.

Es importante comprender que no vamos a tener una vacuna segura y eficaz este año y probablemente tampoco en los próximos años", ha indicado este jueves el doctor Anthony Fauci, director del Instituto estadounidense de alergias y enfermedades infecciosas (NIAID).

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha advertido de que el virus del Zika, que se transmite a través de un mosquito del género Aedes, se expandirá por todo el continente americano excepto Canadá y Chile.

La OMS teme por otra parte una "asociación probable de la infección con malformaciones congénitas y síndromes neurológicos", aunque todavía no se han comprobado los posibles lazos entre el virus y casos de microcefalia en niños en gestación.

El director del NIAID ha precisado que es posible hacer un ensayo clínico en fase I para determinar la inocuidad de la vacuna a fines de 2016, pero ha señalado que tardará mucho más lograr un producto final.

Fauci ha explicado que los investigadores ya están trabajando para intentar desarrollar vacunas contra el dengue y del virus del Nilo Occidental que pertenecen a la misma familia que el virus del Zika, y que este trabajo ha avanzado mucho.

El NIAID usa dos métodos diferentes para desarrollar una vacuna contra el Zika, ha expresado el doctor Fauci.

El primero hace uso del ADN y es el mismo que se ha utilizado en el desarrollo de una vacuna contra el virus del Nilo Occidental. El segundo consiste en usar un virus debilitado para provocar una reacción inmunológica, y se usa en el caso del dengue.

Un test de diagnóstico rápido para enfermedades transmitidas por mosquitos.

 

Además de trabajar para lograr una vacuna contra el Zika, los científicos estadounidenses también piensan desarrollar métodos de diagnóstico y un modelo animal para comprender los efectos del virus sobre el organismo, en especial sobre las mujeres embarazadas.

Las pruebas de detección del Zika podrían indicar rápidamente no solamente si el paciente está infectado sino si ha sufrido una infección anteriormente, lo cual sería "esencial para poder tranquilizar a las mujeres encinta y que viven en los países donde este virus es endémico, o aquellas que han viajado a estas regiones", ha concluido Fauci.

mah/ncl/hnb

Comentarios