• El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, agosto de 2019. (Foto: Lehtikuva)
Publicada: sábado, 14 de mayo de 2022 14:58
Actualizada: sábado, 14 de mayo de 2022 15:24

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, advierte al Gobierno de Finlandia que la renuncia a la neutralidad para adherirse a la OTAN sería una decisión errónea.

El mandatario ruso y su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, han mantenido este sábado una conversación telefónica a fin de analizar la solicitud cursada por Finlandia para ingresar en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), adhesión que podría formalizarse en la cumbre de junio en Madrid, la capital española.    

“Putin subrayó que la renuncia a la tradicional política de neutralidad militar sería errónea, ya que no existe ninguna amenaza para la seguridad de Finlandia”, ha informado el Kremlin, mediante un comunicado.

Según la nota, el presidente ruso ha destacado que dicho cambio en la política exterior de Finlandia puede influir negativamente en las relaciones entre ambos países, que durante muchos años se caracterizaron por un espíritu de buena vecindad y cooperación.

Putin ha compartido también su visión sobre las negociaciones entre Rusia y Ucrania para el fin del conflicto, aunque esta última no ha mostrado interés serio y constructivo al respecto, agrega el texto.

 

En una rueda de prensa celebrada esta misma jornada, el viceministro ruso de Exteriores, Alexandr Grushkó, ha avisado que el ingreso de Finlandia y Suecia a la Alianza Atlántica sería un cambio estratégico que no puede quedarse sin una reacción política y también sin un detenido análisis sobre las consecuencias de la nueva configuración de fuerzas que puede formarse debido a la ampliación del bloque.

Además, se ha mostrado convencido de que la adhesión finlandesa no fortalecerá, ni la seguridad militar de la OTAN, ni la del país vecino, que mantuvo una relación privilegiada con el Kremlin desde tiempos soviéticos.

El 12 de mayo, el mandatario finlandés y la primera ministra de Suecia, Sanna Marin, emitieron un comunicado conjunto en el que instaron a solicitar el ingreso de sus países a la OTAN sin demora.

Moscú ha divertido en varias ocasiones a Finlandia y Suecia que su membresía en el bloque militar provocaría una respuesta rusa con “serias repercusiones político-militares”.

Es más, las autoridades rusas incluso han amenazado con el despliegue de armas nucleares en el Báltico, en caso de la adhesión de Finlandia y Suecia al bloque militar. Moscú no busca tal medida y hasta hoy no ha tomado acciones, pero si se ve obligado “responderá a esta decisión”, señalan.

rth/ctl/mkh