• El presidente ruso, Vladimir Putin (izq.), y su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, en la ciudad rusa de San Petersburgo, 13 de julio de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 13 de septiembre de 2021 14:19

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, informa de la decisión de comprar una cantidad de armas rusas por un valor superado a 1000 millones de dólares.

Durante una visita a las maniobras militares ruso-bielorrusas Zapad-2021, Lukashenko manifestó el domingo que como resultado de una serie de acuerdos bilaterales firmados el viernes, el Ejército de Bielorrusia recibirá lotes de armas y una decena de aviones y varios helicópteros Tor-M2 de Rusia.

“No mencionaré la cifra, aunque no es un secreto que supera los 1000 millones de dólares”, subrayó Lukashenko, agregando que “se trata de una gran cantidad” y muestra la decisión seria de ambos países para enfrentar al Occidente, pues están en contacto directo con las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

En este sentido, dejó claro que Rusia y Bielorrusia nunca usarán sus armamentos en contra de los países vecinos, sino que se preparan “para defender sus tierras”.

Asimismo, subrayó que, en la actualidad, la frontera occidental de Bielorrusia está cubierta por los sistemas antiaéreos rusos S-300, y también tienen la esperanza de recibir sistemas S-400.

 

 Estos días, Rusia y Bielorrusia están involucradas en los ejercicios militares Zapad-2021, en los que participan cerca de 200 000 soldados y un total de 15 buques, unas 80 aeronaves y hasta 760 unidades de armamento pesado.

Desde 2020, EE.UU. y otros aliados de la OTAN han aumentado su presencia militar en Europa Oriental, lo que genera polémica por las tensiones actuales entre Bielorrusia y el Occidente, que se niega a reconocer la reelección de Lukashenko.

Entretanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, expresó en su día su sólido apoyo a Bielorrusia en todos los campos.

De hecho, mientras Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han impuesto una serie de sanciones a empresas y funcionarios bielorrusos por las acusaciones de fraude electoral, Moscú ha mantenido estrechos vínculos militares y económicos con Minsk.

mgh/tqi/rba