• El rompehielos ruso Arktika es arrastrado por remolcadores cuando comienza las pruebas en el mar, en San Petersburgo, 12 de diciembre de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 14 de abril de 2021 16:15

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha asegurado este miércoles que su país está construyendo “la flota de rompehielos más potente del mundo”.

Durante una reunión del consejo de patronato de la Sociedad Geográfica Rusa, Putin ha explicado que “las investigaciones en el Ártico continúan, pese a los problemas internacionales” debido a que “son de interés para toda la humanidad”.

Además, el mandatario ruso ha nombrado entre los rompehielos en construcción a “gigantes como Líder, que nunca nadie ha construido antes”.

Putin ha expresado su confianza en que la circulación de barcos durante todo el año a través de la Ruta Marítima del Norte sea realidad en un futuro muy cercano, en los próximos años, algo que no era posible hasta el momento porque los mares del Ártico estaban completamente congelados en el invierno boreal.

 

“A pesar de todas las dificultades que vivimos en el ámbito internacional, las investigaciones en el Ártico, la atención hacia el Ártico, siguen siendo constantes”, ha asegurado. En particular, esto se debe al cambio climático, que se nota especialmente en la región, mientras que otro factor es su intensa exploración económica.

Por ahora la navegación durante todo el año por la Ruta Marítima del Norte, que es la principal vía navegable ártica de Rusia y el camino más corto entre el Lejano Oriente ruso y la parte europea del país, es imposible debido a la congelación de aguas a lo largo de la ruta.

Putin, como un gran promotor de la ruta ártica, declaró en abril de 2019 que Moscú ampliaría su flota de buques rompehielos nucleares en línea con un plan para aumentar drásticamente los viajes marítimos de transporte por las vías del Ártico, una zona de suma importancia por sus grandes reservas de hidrocarburos.

En los últimos años, se ha intensificado la competencia entre Estados Unidos, Rusia, China, e incluso varios países europeos para dominar el Ártico. Ante esto, Estados Unidos ha expresado una y otra vez su preocupación por la creciente influencia de Rusia y China en el Ártico.

fae/rba/hnb