• El representante permanente de Rusia ante las organizaciones internacionales radicadas en Viena, Mijaíl Ulianov.
Publicada: miércoles, 14 de abril de 2021 10:29
Actualizada: miércoles, 14 de abril de 2021 19:12

Rusia asegura que Irán siempre es muy transparente en sus desviaciones del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

“Como siempre, Irán es muy transparente” en la reducción de sus compromisos con el acuerdo nuclear, ha subrayado este miércoles el representante permanente de Rusia ante las organizaciones internacionales radicadas en Viena (Austria), Mijaíl Ulianov, mediante un mensaje de Twitter.

El diplomático ruso se ha pronunciado, de este modo, a los detalles ofrecidos por su par iraní, Kazem Qaribabadi, sobre el nuevo plan de la República Islámica para producir uranio enriquecido al 60 %.

Qaribabadi ha informado del inicio del proceso del enriquecimiento de uranio al 60 %, haciendo uso de dos cascadas de centrifugadoras avanzadas IR-4 e IR-6 en la planta nuclear de Natanz.

Ulianov, en otro momento de sus declaraciones, ha subrayado la necesidad de enfocarse en la restauración del pacto nuclear de 2015, para luego recalcar que en el caso de reavivar el acuerdo, los problemas se resolverán “pronto”. 

 

Mediante otro tuit, Ulianov aseveró el martes que el enriquecimiento de uranio al 60 % por parte del país persa es el resultado de un error de cálculo cometido por los autores del sabotaje en Natanz.

“Quienes llevaron a cabo un acto de sabotaje contra la instalación nuclear de Natanz probablemente quisieron socavar el proceso de restauración” del acuerdo nuclear, indicó el diplomático ruso.

El domingo, Teherán informó de un sabotaje con características de “terrorismo nuclear” en una red de distribución eléctrica de tal planta nuclear, un acto que está relacionado con Israel, según muchas fuentes. Al respecto, el país persa prometió venganza por el incidente y aseguró que reparará y hasta reforzará la planta en cuestión de días.

Esos nuevos desarrollos coinciden con las conversaciones en curso entre los representantes de Teherán y las cinco potencias firmantes del acuerdo nuclear de 2015 en Viena, a saber: el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, para salvar el pacto y levantar las sanciones unilaterales estadounidenses contra el país persa.

En este sentido, las autoridades iraníes vinculan el acto de sabotaje de Natanz con los intentos por descarrilar los diálogos de Viena.

mdh/tqi