• El embajador ruso en EE.UU., Anatoli Antónov, interviene en un acto celebrado en Washington D.C.,18 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 21 de marzo de 2021 7:37

El embajador ruso en EE.UU., Anatoli Antónov, urgió la necesidad de analizar el estado de los lazos entre Moscú y Washington, tras el exabrupto de Biden a Putin.

“Hay mucho trabajo por delante, es necesario analizar el estado actual de las relaciones ruso-estadounidenses”, dijo el sábado Antónov a los periodistas en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York antes de volar a Moscú, la capital rusa.

El alto diplomático se dirige a la capital moscovita luego de que la Cancillería rusa le convocara el pasado miércoles para revisar el futuro de las relaciones deterioradas más que nunca entre Rusia y Estados Unidos.

La llamada a consultas del alto representante ruso en Washington D.C. se produce en respuesta a unas declaraciones injuriosas del presidente de EE.UU., Joe Biden, pronunciada en contra de su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, en la misma jornada de miércoles.

 

Biden tachó de “asesino” a Putin en una entrevista concedida a una cadena local estadounidense en la que también advirtió que el líder ruso “pagará un precio” por la supuesta intromisión en las elecciones presidenciales de 2020, eso sí, sin que llegara a aportar prueba alguna al respecto.

Antes de tomar el avión de regreso a Moscú, Antónov resaltó que Rusia en más de una ocasión ha manifestado su interés en desarrollar las relaciones ruso-estadounidenses en la medida en que la parte contraria esté también dispuesto a fomentarlo.

Tras adelantar que ya tendría previstos varios encuentros en la capital rusa en diversas entidades para abordar en profundidad como encauzar las futuras relaciones con EE.UU., agregó que permanecería en el país euroasiático el tiempo que fuera necesario antes de regresar a la capital estadounidense.

Las tumultuosas relaciones entre Washington y Moscú se encuentran en su punto más bajo desde que la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) diera paso a la Federación Rusa en los años 90. De hecho, los lazos rotos de cooperación entre ambas naciones datan de la era del expresidente norteamericano Barack Obama.

krd/mrg