• Policías desplegados para reprimir protestas en la ciudad estadounidense de Minneapolis, 29 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 30 de mayo de 2020 1:54
Actualizada: domingo, 31 de mayo de 2020 2:26

Rusia condena el asesinato de George Floyd a manos de la Policía de EE.UU., subrayando que el caso refleja la violencia policial sistemática en el país.

La Cancillería rusa ha censurado la muerte del afrodescendiente de 46 años George Floyd a causa de la brutalidad policial en EE.UU., unos abusos muy extendidos cuando se trata de proceder a la detención de miembros de las minorías raciales y étnicas del país norteamericano, según recoge un comunicado del ente ruso, emitido este viernes. 

“Instamos a las autoridades estadounidenses a tomar medidas reales y efectivas para rectificar la situación, volver al cumplimiento fiel de las obligaciones internacionales, alinear la legislación nacional con los principios básicos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) sobre el uso de la fuerza y ​​las armas de fuego por parte de las fuerzas policiales. Y, por supuesto, investigar a fondo el asesinato de George Floyd”, se expresa en la nota del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Además, en el texto se lamenta que el incidente forme parte de la serie de manifestaciones de desenfreno y violencia injustificada por parte de agentes de Estados Unidos. “La Policía estadounidense comete delitos similares de alto perfil con demasiada frecuencia”, señala.

 

Estados Unidos ha venido acumulando problemas sistémicos en la esfera de los derechos humanos, anota el comunicado para luego añadir que entre ellos se pueda mencionar “la discriminación por motivos raciales, étnicos y religiosos, la arbitrariedad policial, el prejuicio de la justicia, el hacinamiento en las cárceles, el uso incontrolado de armas de fuego y medios de autodefensa por parte de civiles y muchos otros”.

La muerte de Floyd, ocurrida el lunes en la ciudad de Minneapolis, ha generado masivas protestas en diversas ciudades estadounidenses. El afrodescendiente colapsó después de estar al menos 10 minutos boca abajo contra el suelo, mientras un policía lo inmovilizaba con una rodilla en el cuello, según el audio de un vídeo de varios minutos filmado por un transeúnte.

Su muerte ha reavivado otros casos similares en EE.UU. como el caso de Eric Garner, quien murió asfixiado, en 2014, por el abrazo mortal de un policía en Nueva York, tras gritar hasta 11 veces: “No puedo respirar”, y quien se volvió símbolo del movimiento Black Lives Matter. 700 afrodescendientes han sido asesinados desde 2017, a manos de la Policía estadounidense.

La violencia de la Policía de EE.UU. ha suscitado críticas de diversas organizaciones de derechos civiles que aseguran que la comunidad afroamericana es blanco de una grave e incesante ola de abusos en la que los agentes están involucrados. Los abusos policiales se han incrementado desde que Donald Trump llegó al poder en enero de 2017, ya que con sus políticas de corte racista alientan a los grupos xenófobos.

krd/ctl/rba