• Un hombre está usando los sistemas portátiles de defensa aérea (Manpad) que son efectivos contra aviones de bajo vuelo como los helicópteros.
Publicada: jueves, 27 de febrero de 2020 17:42

El Ejército turco está usando misiles portátiles para intentar derribar los aviones militares rusos y sirios en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.

“Los rebeldes y los especialistas turcos utilizan activamente sistemas portátiles de defensa aérea”, ha informado este jueves el canal Rossiya 24 en un informe emitido sobre Idlib.

La televisión estatal rusa ha advertido que, pese a que el cielo sobre Idlib “es peligroso” por las medidas de los terroristas y los militares turcos, “los aviones sirios y rusos están deteniendo a los rebeldes una y otra vez”.

“Aviones rusos están salvando la vida de las tropas sirias en un sentido literal”, ha indicado Rossiya 24.

Ante la situación en Idlib, el informe ha explicado que los aviones rusos y sirios se han visto obligados a tomar contramedidas después de llevar a cabo bombardeos en posiciones de terroristas.

Este informe se produce una semana después de que el Ejército de Turquía lanzara varios misiles tierra-aire contra un caza Sujoi Su-24 de la Aviación rusa mientras proporcionaba una cobertura aérea al Ejército sirio para repeler un ataque terrorista a gran escala en el sur de la aludida provincia. El caza ruso logró, no obstante, esquivar los misiles antiaéreos turcos.  

Turquía, que apoya a los grupos terroristas y a los llamados ‘rebeldes’ en Idlib, ha estado presionando para que el Ejército sirio detenga sus operaciones en dicha región, pero no ha conseguido materializar su objetivo, que no es otro que rescatar a las agrupaciones extremistas de esta gobernación siria.

Tanto Rusia como Siria han aclarado en varias ocasiones que la operación siria en Idlib —último feudo de los extremistas en el país árabe— hace frente a las provocaciones de los terroristas y su constante violación del acuerdo de Sochi, firmado en 2018 entre Ankara y Moscú para rebajar las tensiones en esta zona.

El Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, ha denunciado sistemáticamente los ataques de Turquía contra su territorio y ha asegurado que su presencia militar en Idlib no podrá salvar a los terroristas.

tmv/rha/rba