• Cohete portador ruso Protón-M con un satélite Astra-2E a bordo.
Publicada: lunes, 21 de enero de 2019 2:47
Actualizada: lunes, 21 de enero de 2019 15:55

Las compañías de la industria espacial de Rusia han confirmado su preparación para construir cohetes superpesados, informa el jefe de Roscosmos, Dmitry Rogozin.

“El Instituto Central de Investigación de Construcción de Máquinas (TsNIIMash, por sus siglas rusas) —el centro científico líder de Roscosmos (con sede en Korolyov, región de Moscú)— confirmó la disposición de sus equipos de diseño y producción para implementar el proyecto de creación de un cohete portador superpesado”, dijo el sábado el presidente de la agencia espacial rusa Roscosmos a través de Twitter.

Anteriormente, Rogozin había indicado que el cohete superpesado, destinado a realizar su primer vuelo desde el centro de lanzamiento de Vostochny en el Lejano Oriente de Rusia en 2028, fue nombrado oficialmente Yenisey.

Roscosmos revisó el concepto del programa federal para crear dicho cohete a fines de diciembre. Los elementos de Soyuz-5 —el principal proyecto de cohete portador ruso de peso medio— se utilizarán como primera etapa, mientras que la tercera etapa se creará como parte del proyecto Angara-5V —cohete de clase pesada ruso—.

El Instituto Central de Investigación de Construcción de Máquinas (TsNIIMash, por sus siglas rusas) —el centro científico líder de Roscosmos (con sede en Korolyov, región de Moscú)— confirmó la disposición de sus equipos de diseño y producción para implementar el proyecto de creación de un cohete portador superpesado”, anuncia el jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitry Rogozin.

 

De acuerdo con la información del diseño, el cohete superpesado de Rusia llevará más de 70 toneladas de carga útil a la órbita terrestre baja. Sin embargo, su función principal será asegurar misiones en el espacio profundo, incluidos los vuelos a la Luna y Marte.

La construcción de la infraestructura de lanzamiento debe comenzar en 2026, con el primer lanzamiento programado para 2028.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha impulsado un ambicioso programa estatal de armamento que prevé modernizar el Ejército y su arsenal y multiplicar la producción de armas en los próximos diez años para que sean las más efectivas y precisas del mundo.

El programa estatal de armamento 2018-2027 (GPV-2027, en sus siglas en ruso), contempla aportar a las Fuerzas Armadas rusas modernos portaaviones, fabricar “superarmas”, así como proveer al Ejército de equipo bélico basado en nuevos principios físicos, anunció en febrero el viceministro ruso de Defensa, Yuri Borísov.

ftn/ncl/myd/alg

Comentarios