• Vista general de la localidad de Maaret al-Numan, en el norte de la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, 27 de septiembre de 2018 (Foto: AFP).
Publicada: sábado, 6 de octubre de 2018 16:17
Actualizada: domingo, 7 de octubre de 2018 14:50

El vicecanciller ruso, Mijail Bogdanov, aclara que los acuerdos sobre Idlib (noroeste de Siria) tienen como objeto eliminar el último foco terrorista en el país árabe.

En declaraciones al margen del Foro Internacional Diálogo de las Civilizaciones celebrado en Rusia, Bogdanov se ha referido este sábado a los acuerdos alcanzados el pasado 17 de septiembre entre Moscú y Ankara para crear una zona desmilitarizada en la provincia de Idlib, último bastión de los terroristas, en particular del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham). Este grupo, según varios informes, cuenta con el apoyo de EE.UU., el Reino Unido, Turquía y de algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

El objetivo del acuerdo sobre Idlib es “eliminar el foco terrorista en Siria en general y en la zona de Idlib en particular, así como establecer la unidad y la soberanía, la integridad territorial del Estado”, clarifica.

Tras manifestar su deseo de que los pactos alcanzados entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su par turco, Recep Tayyip Erdogan, para Idlib sean aplicados en su totalidad, ha afirmado que, sin embargo, “tienen carácter temporal”.

El objetivo del acuerdo entre Rusia y Turquía sobre Idlib es “eliminar el foco terrorista en Siria en general y en la zona de Idlib en particular, así como establecer la unidad y la soberanía, la integridad territorial del Estado”, subraya el vicecanciller ruso, Mijail Bogdanov.

 

Conforme a Bogdanov, Moscú y Ankara siguen trabajando en pro de los acuerdos suscritos el 17 de septiembre en la ciudad rusa de Sochi.

En este mismo contexto, el mandatario ruso descartó el miércoles realizar más operaciones militares en Idlib aduciendo que la zona desmilitarizada en ese lugar es efectiva: cubre de 15 a 20 kilómetros de ancho y se realizan patrullas conjuntas.

Idlib, bajo el control de las bandas rebeldes y extremistas desde 2015, es el último bastión de los terroristas en suelo sirio. En parte porque, tras las operaciones contra los terroristas en Alepo (norte), Homs (centro), Guta Oriental (al este de la capital) y Daraa (sur), y su posterior liberación, Damasco, fiel a los acuerdos de reconciliación, permitió que miembros de distintos grupos armados que se negaron a rendirse fueran evacuados con destino a dicha provincia.

Damasco considera que, con la liberación total de Idlib, dará por finalizada su guerra contra el terrorismo. Sin embargo, ha denunciado la presencia ilegal de EE.UU. y sus aliados en su territorio y reclama la retirada inmediata de sus tropas.

ftn/alg/nii/

Comentarios