• El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en una reunión en Kremlin, 11 de julio de 2018.
Publicada: viernes, 13 de julio de 2018 0:34

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha firmado este jueves un decreto para extender el embargo agroalimentario a Occidente hasta finales de 2019.

De esta manera, Putin ha prolongado “del 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2019 el efecto de ciertas medidas económicas especiales, estipuladas en el decreto del presidente de la Federación Rusa del 6 de agosto de 2014”, señala el documento, publicado en el sitio web oficial del Gobierno ruso.

En agosto de 2014, Rusia impuso una prohibición casi total de las importaciones de alimentos procedentes de la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Canadá, Australia y Noruega que han impuesto sanciones a Moscú por su política en Ucrania. La prohibición incluía carne, pescado, frutas, verduras y productos lácteos.

El país norteamericano y sus aliados han aplicado varias rondas de sanciones contra Rusia después de que Crimea se separara de Ucrania y se anexionara a Rusia mediante un referéndum celebrado en el marzo de 2014. El bloque comunitario, Washington y sus socios no reconocen la anexión y consideran que la península de Crimea es un territorio “ocupado”.

(El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha prolongado) del 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2019 el efecto de ciertas medidas económicas especiales (contra el Occidente), estipuladas en el decreto del presidente de la Federación Rusa del 6 de agosto de 2014”, señala el documento, publicado en el sitio web oficial del Gobierno ruso.

 

Sin embargo, según la agencia local de noticias Russia Today (RT), el embargo alimentario ha dado un impulso a la agricultura del país euroasiático. Desde la introducción de las sanciones occidentales en 2014, Rusia se ha convertido en el mayor exportador mundial de grano, produciendo la mayor cosecha en los últimos 40 años, precisa el medio.

Por su parte, el presidente del Comité de Agricultura de la Duma Estatal, Vladimir Kashin, ha dicho que las sanciones occidentales “nos dan el derecho de proteger nuestro mercado de la entrada de productos desechados (al país). También protegen los intereses de nuestros productores nacionales”.

La medida de Putin ha tenido lugar después de que la UE renovara el 5 de julio las sanciones económicas contra Rusia durante seis meses por la crisis en el este de Ucrania, impuestas por primera vez en 2014.

fdd/lvs/alg/rba

Comentarios