• La sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en Moscú, la capital.
Publicada: viernes, 16 de febrero de 2018 16:33

Rusia no compite con ningún país en América Latina, que tiene suficiente capacidad para hacer negocios con los actores internacionales, declara el director de del Departamento para América Latina del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexander Shchetinin.

“Mire, no queremos competir con nadie (…) Tenemos nuestra agenda (…) No competimos ni con los estadounidenses ni con chinos. Cada uno tiene sus propias direcciones, métodos y capacidades”, ha dicho este viernes Shchetinin en una entrevista con la agencia oficial de noticias TASS.

Si bien sería erróneo comparar esos métodos y capacidades, el funcionario ha señalado que Moscú tiene intereses comerciales y económicos en la región latinoamericana.

“Ofrecemos a América Latina nuestras tecnologías, entre las que están principalmente la industria energética, la biotecnología, la construcción de aeronaves y helicópteros, la infraestructura de transporte y las tecnologías de información”, ha precisado el diplomático ruso.

Mire, no queremos competir con nadie (…) Tenemos nuestra agenda (…) No competimos ni con los estadounidenses ni con chinos. Cada uno tiene sus propias direcciones, métodos y capacidades”, afirma el director del Departamento para América Latina del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexander Shchetinin.

 

Rusia, tiene posibilidades para reforzar su cooperación con todos los países latinoamericanos, ha asegurado Shchetinin, que considera que todos países del mundo pueden cooperar con esos Estados, ya que sus mercados y posibilidades son bastantes amplios.

El pasado 1 de febrero, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, advirtió de la presencia creciente y “alarmante” de Rusia en Latinoamérica y catalogó al país euroasiático de “poder imperial”.

Por su parte, Rusia denuncia que EE.UU. trata a los países latinoamericanos como su patio trasero y sostiene que el rumbo político de Moscú en América Latina “no está dirigido contra nadie” ni tiene “una ideología o una agenda oculta”.

fdd/mla/bhr/alg

Comentarios