• El jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Kurt Tidd (izq.), durante una cumbre en Florida (sureste), 8 de febrero de 2018.
Publicada: viernes, 16 de febrero de 2018 3:15

El jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Kurt Tidd, advirtió el jueves de que las crecientes relaciones de Moscú con los países de América Latina podrían representar una amenaza ‘crítica’ que socava los intereses de Washington y de sus aliados en la región.

“El creciente papel de Rusia en nuestro hemisferio es muy preocupante, dadas sus capacidades cibernéticas y de inteligencia, así como su intención de socavar la estabilidad y el orden internacional y desacreditar a las instituciones democráticas”, dijo Tidd ante un comité del Senado estadounidense.

Tras señalar que Rusia es un “competidor estratégico” que busca “degradar” a EE.UU., el militar norteamericano reiteró que Moscú mediante sus servicios dedicados a noticias y multimedia en español, trata de “moldear falsamente” el entorno de América Latina.

En este mismo sentido, indicó que un amplio acceso por parte de Rusia a los puestos en Cuba, Nicaragua y Venezuela hace posible una “recolección de inteligencia marítima más frecuente y una demostración de fuerza en el Hemisferio Occidental”.

El Ministerio de Exteriores de Rusia desafió el pasado 6 de febrero a Washington al aseverar que Moscú trabajará para desarrollar la cooperación y para construir puentes —y no muros— en la región de América Latina, en alusión a los intentos del presidente estadounidense, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México

El creciente papel de Rusia en nuestro hemisferio es muy preocupante, dadas sus capacidades cibernéticas y de inteligencia, así como su intención de socavar la estabilidad y el orden internacional y desacreditar a las instituciones democráticas”, dice el jefe del Comando Sur de EE.UU., Kurt Tidd.

 

“Las relaciones sólidas con estos tres países proporcionan a Rusia una plataforma regional para enfocar en las instalaciones y activos de Estados Unidos y las naciones socias”, subrayó Tidd quien además advirtió de que si no se controla, la presencia de Rusia podría convertirse “en una amenaza crítica para Estados Unidos”.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, asimismo, advirtió a principios de este mes en curso de la presencia creciente y “alarmante” de Rusia en Latinoamérica y catalogó al país euroasiático del “poder imperial”.

Por su parte, Rusia denuncia que los países latinoamericanos son un patio trasero para EE.UU. y asegura que el rumbo político de Moscú en América Latina “no está dirigido contra nadie” y tampoco tiene “una ideología o una agenda oculta”.

fmk/lvs/hgn/rba

Comentarios