• El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvedev, se dirige a la Cámara baja del Parlamento ruso (Duma), en la capital, Moscú, 19 de abril de 2016.
Publicada: viernes, 27 de mayo de 2016 21:48
Actualizada: martes, 25 de abril de 2017 12:36

Rusia ha decidido continuar las sanciones a los productos alimenticios occidentales hasta finales de 2017, en respuesta a la amenaza del G7, ha anunciado este viernes el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev.

"Nuestros fabricantes han insistido en continuar el embargo contra los productos agrícolas de los países que han impuesto sanciones contra la Federación de Rusia. Lo que quiero decir es que quiero extenderlas no sólo por un año, sino hasta finales de 2017", ha dicho Medvedev en una reunión con los miembros de la Unión Rusa de Industriales y Empresarios.

Esta declaración del premier ruso se produce en reacción a la del Grupo de los Siete (G7), integrado por Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, que anunciaba este mismo día que no levantará  las sanciones contra Moscú e incluso amenazaba con añadir medidas más estrictas hasta que se hayan implementado completamente los acuerdos de paz de Minsk

Nuestros fabricantes han insistido en continuar el embargo contra los productos agrícolas de los países que han impuesto sanciones contra la Federación de Rusia. Lo que quiero decir es que quiero extenderlas no sólo por un año, sino hasta finales de 2017", ha afirmado el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev.

Asimismo Medvedev ha manifestado que el Gobierno ruso propondrá al presidente, Vladimir Putin un proyecto de prolongación de 'contrasanciones' con las que Moscú reaccionó en 2014 a las medidas de EE.UU. y la Unión Europea (UE) por la reunificación de la península de Crimea a Rusia y por la crisis en este de Ucrania.

 

Las relaciones entre Rusia y el Occidente se deterioraron después de que este último acusara a Rusia de haberse “anexionado” Crimea, a pesar de que la península celebró un referéndum sobre la cuestión, en el que el 95,7 % de los crimeos expresó su voluntad de unirse a la Federación Rusa.

El Gobierno ruso afirma que las naciones occidentales han perdido 9.3 millones de dólares como resultado del embargo contra Moscú.

aaf/ctl/hnb

Commentarios