• El comando ruso abatido cerca de Palmira en Siria, Alexander Prokhorenko.
Publicada: miércoles, 30 de marzo de 2016 0:57
Actualizada: miércoles, 30 de marzo de 2016 2:04

El soldado de élite ruso abatido cerca de Palmira en Siria, Alexander Prokhorenko, se ha convertido ya en héroe nacional admirado por los medios de comunicación de su país y del extranjero.

Alexander Prokhorenko, a quien sus amigos llamaban Sasha, soldado de las fuerzas especiales Spetsnaz rusas, murió durante operaciones especiales en la histórica ciudad siria de Palmira (centro) cuando se vio rodeado por integrantes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y sin chance alguna para escapar, instó a la Aviación de Rusia a bombardear su posición, a lo cual los mandos accedieron, matándolo a él y a los terroristas en el proceso.

El joven de 25 años de edad, de un pueblo del óblast de Oremburgo (distrito del Volga), en el suroeste de Rusia, soñaba desde la infancia con ser oficial y comenzó su carrera militar inmediatamente después de la escuela en la Academia Militar de Defensa Aérea de las Fuerzas Armadas; una carrera que completó en menos de 10 años pero que acabó en tragedia.

Admiro el heroísmo del joven rural simple que fue capaz de alcanzar objetivos y preservar la vida por encima de sí mismo", dice un amigo de Alexander Prokhorenko.

A Alexander Prokhorenko, sus amigos lo llamaban Sasha.

 

La semana pasada, en el periódico Daily Mirror se leía un mensaje: "El valiente soldado de las fuerzas especiales rusas, destacado en una misión al estilo de 'Rambo' para cazar milicianos, murió como un héroe".

Los padres y la esposa de Alexander Prokhorenko están de luto, al igual que los familiares, amigos, compañeros de clase y compañeros de trabajo del oficial ruso. En su pueblo natal ya nadie puede recordarlo sin lagrimas.

"Admiro el heroísmo del joven rural simple que fue capaz de alcanzar objetivos y preservar la vida por encima de sí mismo", dice un amigo suyo.

Alexander soñaba con ser oficial desde la infancia.

 

Este héroe ruso llevaba infiltrado en las líneas enemigas una semana y su trabajo y reconocimiento de objetivos desempeñó un papel clave en el éxito de los ataques aéreos de las Fuerzas Aeroespaciales rusas contra las posiciones de Daesh en Palmira y sus alrededores, en el centro de Siria.

aaf/mla/rba

Comentarios