• Los aviones de combate rusos y personal militar en la base aérea siria Hmeymim, en las afueras de Latakia, Siria.
Publicada: jueves, 17 de marzo de 2016 9:33

El Pentágono admite que la retirada parcial de las fuerzas rusas de Siria no merma su capacidad de combate en el país árabe.

El portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU., el coronel Steve Warren, ha precisado que después de que Moscú anunciase su decisión de abandonar el territorio sirio, la coalición internacional contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), liderada por EE.UU., es testigo del trasiego tanto de naves como fuerzas rusas. 

Sin embargo, agrega el vocero, Rusia mantiene intacta su capacidad militar operativa en el país árabe, de tal manera que las unidades de artillería rusas que apoyan a las tropas sirias en su lucha contra Daesh siguen en sus puestos cerca de la histórica ciudad central de Palmira.

Es difícil de saber cuáles son las intenciones de los rusos y, dado que no esperábamos el anuncio [retirada], tenemos que esperar para ver cómo se desarrolla la retirada a fin de comparar lo dicho con lo hecho", declaró el portavoz de Pentágono, el coronel Steve Warren

El portavoz de Pentágono, el coronel Steve Warren.

 

"Es difícil de saber cuáles son las intenciones de los rusos y, dado que no esperábamos el anuncio [retirada], tenemos que esperar para ver cómo se desarrolla la retirada a fin de comparar lo dicho con lo hecho" declaró Warren.

En este sentido, afirmó que, en menos de 48 horas del anuncio realizado por el presidente de Rusia Vladimir Putin sobre el retorno de una parte principal de las fuerzas militares rusas de Siria, ha habido un descenso relativamente menor del poder de la fuerza aérea de Moscú e incluso menor entre las filas de las fuerzas terrestres, lo que se traduce en una reducción mínima de la fuerza de combate de los rusos.

Desde septiembre de 2015 y en respuesta a la petición directa del Gobierno del presidente Bashar al-Asad, Rusia ayuda a Siria en su lucha contra grupos como Daesh o Frente Al-Nusra, afiliado a Al-Qaeda, y, para ello, Moscú ha desplegado aviones de combate y multiples sistemas de defensa aérea.

krd/ncl/msf

Comentarios