• Fachada de la Oficina de Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) en la Moscú, la capital de Rusia.
Publicada: domingo, 13 de marzo de 2016 9:29
Actualizada: domingo, 13 de marzo de 2016 11:23

Las autoridades rusas cerraron el sábado la oficina de la ONU de derechos humanos en Moscú, la capital, tras preocupaciones mostradas por esta organización sobre restricciones impuestas a las ONG presentes en el país.

Desde la misión diplomática de Rusia en Ginebra, sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el embajador ruso Alexey Borodavkin confirmó las informaciones divulgadas por los medios de comunicación de este país que indicaban el inminente cierre de la Oficina de Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Borodavkin dijo en este sentido que la oficina de la ONU ya había ayudado a establecer instituciones de derechos humanos en Rusia y "no vemos nada extraordinario" en su cierre.

Estoy preocupado por las señales recibidas por parte del gobierno con respecto a su intención de cerrar nuestra presencia en Moscú", dijo el jefe de los derechos humanos de la ONU, el jordano príncipe Zeid Raad al-Husein

"Estoy preocupado por las señales recibidas por parte del gobierno con respecto a su intención de cerrar nuestra presencia en Moscú", dijo recientemente el jefe de los derechos humanos de la ONU, el jordano príncipe Zeid Raad al-Hussein.

El jefe de los derechos humanos de la ONU, el jordano Príncipe Zeid Raad al-Husein.

 

Días anteriores a que saliese la noticia, Raad al-Hussein, expresó su preocupación ante las "señales" de que el Kremlin podría cerrar dicha oficina, alegando que hay que reducir espacio para las organizaciones no gubernamentales patrocinadas desde el exterior.

La decisión de dicho cierre se produjo tras un fallo de la Oficina del Fiscal General en Moscú que el viernes calificó como indeseable a la dirigente de la ONG estadounidense Instituto Nacional Democrática (NDI, por sus siglas en inglés), encabezado por la exsecretaria de Estado Madeleine Albright, señalando que representa una amenaza para la seguridad de Rusia y el orden constitucional del país.

La exsecretaria de Estado de los EE.UU. Madeleine Albright.

 

En julio de 2015, la Cámara Alta rusa publicó una lista de organizaciones extranjeras, que según su criterio, se les debía declarar inaceptables su presencia en Rusia.

En la lista de 12 instituciones hay grupos tales como el NDI, la Fundación Nacional para la Democracia de EE.UU., y el Instituto de la Sociedad Abierta - también conocido como la Fundación Soros.

El Ministerio de Justicia de Rusia considera desde finales de julio pasado a la Fundación Nacional para la Democracia de EE.UU., como una organización indeseable, ya que hay investigaciones que indican que esta ONG ha gastado millones de dólares para tratar de socavar la legitimidad de las elecciones rusas y empañar la reputación del servicio militar nacional de este país europeo.

krd/ctl/msf

Comentarios