• El canciller ruso, Serguei Lavrov (izda.) y el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, antes de mantener conversaciones diplomáticas en Múnich, sur de Alemania, 11 de febrero de 2016.
Publicada: sábado, 13 de febrero de 2016 23:34
Actualizada: domingo, 14 de febrero de 2016 0:12

El canciller ruso, Serguei Lavrov, advierte a EE.UU. de que si se aparta del acuerdo alcanzado por el Grupo Internacional de Apoyo a Siria (ISSG, en inglés) tendrá que asumir una gran responsabilidad.

Lavrov prestó declaraciones el sábado en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich (ciudad en el sur de Alemania) iniciada el viernes y que concluirá el domingo. En su alocución se refirió al doble discurso contradictorio que mantienen las autoridades estadounidenses.

Si EE.UU. se echa para atrás en cuanto a lo acordado sobre Siria, tendrá que asumir una responsabilidad colosal", ha declarado el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

Según el ministro de Exteriores ruso, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, le aseguró el pasado jueves que Washington iba a colaborar en las coordinaciones militares entre los países de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), liderada por EE.UU., y las fuerzas rusas que se encuentran en el territorio sirio por petición del Gobierno de Damasco.

A pesar de que Kerry habló de realizar "una verdadera coordinación" para "identificar las zonas donde hay terroristas" y "las áreas que deben ser excluidas de la lista de bombardeos", Lavrov recordó las palabras que pronunció el portavoz del Pentágono, el capitán Jeff Davis, sobre el rechazo de EE.UU. a la idea de aumentar la cooperación militar con Rusia en Siria, un día después de la reunión del ISSG. 

"Esto significa que ningún acuerdo será cumplido, porque los estadounidenses no están preparados para ello", lamentó Lavrov tras estos argumentos y advirtió de que "si Estados Unidos se echa para atrás" en cuanto a lo acordado sobre Siria, "tendrá que asumir una responsabilidad colosal".

No siendo esos ejemplos suficientes, el jefe de la Diplomacia de Rusia enfatizó que, paralelamente, el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, dijo que "es importante lograr un cese de las hostilidades por parte de todos: Rusia, (el presidente sirio Bashar) al-Asad y la oposición" siria.

"En otras palabras, la coalición liderada por Estados Unidos no debe dejar de combatir porque lucha contra el EIIL, y la operación rusa debe detenerse, aunque estemos luchando contra el mismo EIIL, (Frente) al-Nusra, y otras organizaciones" que el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (CSNU) cataloga como terroristas, aseveró Lavrov.

También llamó la atención a que la discusión sobre la tregua en Siria comience a inclinarse hacia la prioridad de que se pongan fin a las acciones de la Fuerza Aérea de Rusia, lo que "genera sospechas y pensamientos desoladores sobre cuál es el resultado de toda la epopeya del documento Múnich", en referencia al comunicado conjunto que ofreció el Grupo de Apoyo para Siria del pasado viernes sobre el acuerdo de llegar a una tregua.

El diplómatico ruso también afirmó durante la misma jornada que el "cese de las hostilidades" recientemente acordado para Siria y previsto para dentro de una semana cuenta con menos de un 50 por ciento de posibilidades de éxito.

La crisis siria, iniciada en marzo de 2011, se ha cobrado ya la vida de al menos 260.000 personas, en su mayoría civiles, según estadísticas del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres (capital británica).

snr/ncl/nal

Comentarios