• La foto del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de Irán, el teniente general Qasem Soleimani.
Publicada: sábado, 17 de septiembre de 2022 13:25

Dos destacados académicos proponen crear un mejor orden mundial y elogian a Irán por actuar con reflexión ante los actos provocadores de EE.UU.

El estadounidense Stephen M. Walt y el turco Dani Rodrik, ambos aclamados académicos de la Universidad de Harvard, escribieron en un artículo conjunto para la edición de septiembre/octubre de 2022 de la revista Foreign Affairs que, a pesar de los trastornos mundiales, “uno puede […] imaginar un orden más benigno en el que Estados Unidos, China y otras potencias mundiales compiten en algunas áreas y cooperan en otras”.

Los dos profesores creen que Estados Unidos está cada vez más en declive y que “el orden global se está deteriorando” ante los ojos de la comunidad internacional. “Cada vez está más claro que el enfoque occidental existente ya no es adecuado para abordar las muchas fuerzas que gobiernan las relaciones internacionales de poder”, se lee en el artículo.

Ambos expertos en relaciones exteriores ofrecieron un “marco de cuatro partes” en el que “todas las acciones y cuestiones se agruparían en cuatro categorías generales: aquellas que están prohibidas, aquellas en las que los ajustes mutuos por parte de dos o más Estados podrían beneficiar a todas las partes, aquellas emprendidas por un solo Estado, y aquellos que requieren una participación multilateral”.

 

Conforme a los académicos, ese enfoque “haría mucho para aumentar la confianza y reducir la posibilidad de conflicto”.

En una sección subtitulada “Actuar, no escalar”, Walt y Rodrik elogiaron a la República Islámica de Irán por dar respuestas reflexionadas a los actos provocadores de Estados Unidos bajo la Administración del expresidente Donald Trump (2017-2021), incluida la “retirada miope de EE.UU.” del acuerdo nuclear de 2015, nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), con Irán y la “campaña de 'máxima presión'” contra Teherán.

“Cuando EE.UU. abandonó el JCPOA en 2018, por ejemplo, Irán no respondió reiniciando inmediatamente su programa nuclear completo. En cambio, se adhirió al acuerdo original durante meses después”, dijeron los autores del artículo.

Incluso más tarde, y cuando otros signatarios del PIAC no cumplieron con su parte del acuerdo, Irán redujo su compromiso “de manera[...] visiblemente reversible, lo que indica su voluntad de volver al cumplimiento total si Estados Unidos también lo hace”, destacaron.

Asimismo, elogiaron a Irán por actuar con moderación y evitar cualquier escalada de la tensión tras el asesinato del destacado comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el teniente general Qasem Soleimani, en un ataque terrorista estadounidense ordenado directamente por Trump en enero de 2020 en Irak.

En represalia, Irán llevó a cabo el 8 de enero de 2020 un ataque con misiles contra la base de Ain Al-Asad, en Irak, justo después de que EE.UU. pusiera sus tropas y su sistema de defensa aérea en alerta máxima; pese a todo, no logró interceptar ni uno solo de los 11 misiles iraníes, de acuerdo con fuentes iraquíes.

ftm/hnb