• El secretario del Consejo Estratégico de la Cancillería iraní, Seyed Abás Araqchi (dcha.) en una reunión con el representante Especial Adjunto del Secretario General de la ONU para Afganistán, Mette Knudsen. 5 de diciembre de 2021
Publicada: domingo, 5 de diciembre de 2021 11:10

Estados Unidos es el principal culpable de la inestable situación en la región y sobre todo en Afganistán, enfatiza un diplomático iraní.

El secretario del Consejo Estratégico de la Cancillería iraní, Seyed Abás Araqchi, ha culpado a Estados Unidos por la inestable situación que atraviesa la región. “La presencia estadounidense en Asia Occidental no ha causado más que confusión y malestar en la gente de la zona”, ha manifestado.

Durante una reunión mantenida este domingo con Mette Knudsen, representante especial adjunto del secretario general de la ONU para Afganistán, Araqchi ha discutido una amplia gama de asuntos enfocada en Afganistán, incluidos el statu quo en el país, cuestiones de seguridad, el terrorismo Daesh y el futuro de la gobernanza.

El diplomático persa ha dicho que la posición de Irán es perseguir un enfoque regional para resolver los problemas de Afganistán, formando un gobierno inclusivo en Kabul, garantizando la seguridad en este país y la seguridad fronteriza con la República Islámica de Irán.

A su vez, Knudsen ha elogiado el papel eficaz de Irán en la recepción de refugiados y solicitantes de asilo afganos, y ha destacado la necesidad de seguir las consultas de la ONU con Irán sobre este tema.

 

Al explicar la situación de campo en Afganistán, ha enfatizado la necesidad de que la comunidad internacional preste específica atención a los problemas fundamentales del pueblo afgano, especialmente en vísperas del invierno.

En agosto pasado, el grupo armado Talibán, que gobernaba en Afganistán desde 1996 hasta 2001, volvió a hacerse con el control del país. La toma del poder de los talibanes ocurrió en paralelo con la fase final de la retirada de las fuerzas occidentales.

Washington y sus aliados han pasado la mayor parte de los últimos 20 años en Afganistán, bajo el pretexto de luchar contra el grupo armado Talibán y de entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad afganas, pero al final no lograron impulsar una victoria decisiva.

Ante tal situación, el Gobierno estadounidense, presidido por Joe Biden, ha sido blanco de duras críticas por su irresponsabilidad hacia la nación afgana. Las autoridades occidentales admiten que la intervención militar extranjera en ese país ha sido inútil y un total fiasco.

mep/ctl/tqi/fmk