• La central nuclear isrealí Dimona, en el desierto del Néguev, en el sur de los territorios ocupados palestinos.
Publicada: viernes, 16 de abril de 2021 18:16

El Gobierno de Irán advierte que las actividades nucleares del régimen de Israel son las que amenazan la estabilidad y seguridad de los países de la zona.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Said Jatibzade, ha aconsejado este viernes a los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por los países árabes ribereños al Golfo Pérsico) que, “en lugar de estar de acuerdo con el régimen sionista en acusar continuamente a la República Islámica de Irán, presten atención a las actividades militares e ilegales del régimen sionista y a los cientos de ojivas nucleares peligrosas de este régimen”

El hecho de que el regímen de Israel no sea miembro del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) supone una verdadera “amenaza a la estabilidad y seguridad de la región” de Asia Occidental, ha subrayado el alto funcionario persa. 

El vocero persa ha rechazado, de esta manera, un reciente comunicado “intervencionista” del CCG sobre las conversaciones en curso en Viena (la capital de Austria) sobre el acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—.

El secretario general del CCG, Nayef Falah Mubarak al-Hajraf, mediante el referido texto manifestó el miércoles “la necesidad de la participación” de los países del Golfo Pérsico en las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán y apuntó que estas conversaciones no deben limitarse al programa nuclear iraní, sino que deben incluir también los misiles balísticos y los aviones no tripulados (drones) de Irán.

Al-Hajraf también reclamó que el anuncio de Irán de alcanzar el 60 % de enriquecimiento de uranio es un indicador “peligroso y preocupante para la seguridad de la región”.

Jatibzade ha censurado estas declaraciones antiraníes, y, al recordar el papel destructor de algunos países miembros del Consejo, ha afirmado que el plan de CCG no es pedir participación en las negociaciones, sino interrumpir el proceso de conversaciones técnicas en Viena.

 

El diplomatico iraní ha remarcado, por otro lado, que Irán es miembro de Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y que todas sus actividades nucleares, con fines pacíficos, están bajo la inspección de salvaguardias de esta organización.

Por ello, ha señalado que es mejor que los países del Consejo de Cooperación del Golfo trasladen sus preocupaciones a las partes que violaron el acuerdo nuclear y la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Cabe señalar que, en la actualidad, una delegación iraní, encabezada por el vicecanciller para Asuntos Políticos de Irán, Seyed Abás Araqchi, se encuentra en Viena, para otra ronda de conversaciones con las partes firmantes del acuerdo nuclear con el objetivo de encontrar una manera para revitalizar el pacto que, según Teherán, solo se haría cuando, EE.UU. —país que se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear— se reincorpore al pacto, levantando la totalidad de sus sanciones impuestas a Irán.

nkh/krd/hnb