• El papa Francisco (dcha.) durante la ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional de Bagdad, capital iraquí, 8 de marzo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 8 de marzo de 2021 18:03

Irán afirma que el viaje del papa a Irak demuestra que el país árabe es ahora un refugio seguro gracias a la Resistencia y la sabiduría de la autoridad religiosa.

El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade, ha destacado este lunes que la visita del papa Francisco a Irak transmite el mensaje de que “Irak está seguro y que la calma ha regresado” al país árabe.

“La esencia misma de este viaje es que Irak, debido a la valentía del pueblo iraquí y a la sabiduría de la autoridad religiosa y a la sangre pura que se derramó contra el extremismo y las conspiraciones extranjeras, se ha convertido en un refugio seguro, donde se puede hacer un buen y constructivo viaje”, ha subrayado el vocero en una rueda de prensa.

En alusión a la reunión mantenida el sábado entre el papa y el máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Seyed Ali Sistani, el alto diplomático iraní ha indicado que el mismo encuentro ha puesto de relieve el trasfondo de la convergencia entre las religiones divinas y su acercamiento.

“A diferencia de aquellos que buscan violencia y el derramamiento de sangre, esta visita no transmite otro mensaje que el diálogo, la paz, la amistad y la cooperación entre civilizaciones”, ha agregado.

El sumo pontífice ha concluido este lunes su viaje de cuatro días a Irak, destacado como la primera visita de un papa al país árabe.

El papel de Soleimani y la Resistencia iraquí en la protección a los cristianos

En el primer día de su histórico viaje, el jefe de la Iglesia Católica entregó su rosario a Rayan al-Kaldani, un ciudadano asirio católico caldeo comandante de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), como muestra de agradecimiento.

Al-Kaldani, que también lidera el Movimiento Babilonia, un partido político católico caldeo, indicó que “transmitimos una imagen real y propia de las Unidades de Movilización Popular al papa” y agregó que el pontífice fue debidamente notificado sobre el papel que desempeñó Al-Hashad Al-Shabi en la liberación de las áreas pobladas por cristianos del país árabe del flagelo de los terroristas.

También dijo haber dado a conocer al papa cómo el alto comandante iraní, el teniente general Qasem Soleimani, y el subcomandante de Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi Al-Muhandis, desempeñaron un papel destacado en la protección de los cristianos iraquíes y sus iglesias.

Ambos héroes antiterroristas fueron asesinados en un ataque con aviones no tripulados (drones) de EE.UU. cerca de Bagdad, capital iraquí, en enero de 2020.

Los iraquíes, incluidos los grupos de Resistencia, acogieron la visita papal publicando comunicados y fotografías en las redes sociales donde recordaron al pontífice el papel de la fatwa (decreto religioso) del ayatolá Sistani y la lucha del general Soleimani y Al-Muhandis contra los terroristas y a favor de la protección de las iglesias y los cristianos durante el asalto de Daesh a este país en 2014.

En un póster de un grupo de la Resistencia se mostraba la mano cortada del general Soleimani después del ataque aéreo de EE.UU., junto a la frase en árabe: “¿Sabe el papa que esta es la mano que trajo el repicar de las campanas a las iglesias?”.

tmv/ncl/rba