• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo (centro), y el canciller israelí, Gabi Ashkenazi (dcha.), visitan el ocupado Golán, 19 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 22 de noviembre de 2020 11:44

Irán culpa a los “traidores” regímenes árabes por la ocupación israelí y por el apoyo “cínico” que brinda EE.UU. a los crímenes de Israel contra los palestinos.

El portavoz de la Cancillería de Irán, Said Jatibzade, ha vuelto a condenar este domingo la polémica visita que hizo el jueves el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a los territorios ocupados por Israel en los altos del Golán sirios y un asentamiento ilegal en la Cisjordania ocupada. “Es muy amargo”, ha dicho en alusión a tales eventos.

Si no hubiera sido por la traición de algunos gobernantes árabes (a Palestina y su causa), el secretario de Estado estadounidense no habría podido visitar con tanto descaro los territorios ocupados en clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), ni habría podido encubrir las acciones inhumanas de Israel”, ha criticado el diplomático persa.

Jatibzade ha subrayado que la traición de los regímenes árabes a la causa palestina y el “cinismo” de la saliente Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, “son dos caras de la misma moneda”.

Aquellos países que han cerrado los ojos ante la complicidad de Washington con los crímenes israelíes tienen que rendir cuentas, ha advertido el vocero, para luego instar a la comunidad islámica a apoyar la causa palestina.

 

El viernes, Jatibzade dijo que la doctrina de Pompeo radica en priorizar los intereses de Israel a los de EE.UU. “Reconocer la ocupación israelí y encubrir los crímenes de los sionistas, silenciar cualquier crítica con la falsa etiqueta de antisemitismo, derrochar el dinero de los contribuyentes estadounidenses organizando giras familiares”, señaló Jatibzade en Twitter para explicar los aspectos de la doctrina proisraelí de Pompeo.

La controvertida visita del titular estadounidense a un asentamiento israelí y su apoyo al expansionismo del régimen de Tel Aviv fueron condenados tanto por los palestinos como por los organismos internacionales. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó el miércoles una resolución que declara al régimen de Israel como “potencia ocupante” e invalida cualquier cambio de las fronteras definidas después de 1967.

Trump ha apoyado incondicionalmente a Israel desde que se convirtió en presidente de EE.UU., y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha aprovechado la situación para ampliar al máximo los asentamientos ilegales en los territorios ocupados.

ftm/ctl/fmk/mjs