• El representante de Irán ante el Tercer Comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Mohamad Zareian.
Publicada: jueves, 15 de octubre de 2020 9:38

Irán asegura ante la ONU que el unilateralismo de EE.UU. es una amenaza real para los derechos humanos y critica la falta de una acción pertinente al respecto.

El representante de Irán ante el Tercer Comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Mohamad Zareian, en una reunión virtual a la que asistió la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michel Bachelet, criticó el impacto y el alcance de las medidas coercitivas unilaterales que EE.UU. ha impuesto al pueblo iraní, una acción de lesa humanidad que se ha intensificado incluso durante el estallido de la epidemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El aumento del unilateralismo supone una amenaza global real para la protección y promoción de los derechos humanos”, agregó mientras calificó de “terrorismo económico” las presiones que el Gobierno estadounidense aplica contra las mujeres, los niños, los ancianos y los que necesitan atención médica para materializar sus objetivos políticos.

El diplomático iraní denunció que decenas de millones de personas en todo el mundo han sido sometidas a coerción unilateral, pero se ha prestado poca atención a este “crimen y al genocidio” causado por abusos generalizados contra los derechos humanos.

 

“¿Hay alguna manera de escuchar las voces de víctimas inocentes de la acción coercitiva unilateral y de compensar su sufrimiento?”, preguntó a la alta comisionada.

EE.UU. continúa aplicando sanciones contra Irán, pese a que no solo los compromisos generales y los tratados multilaterales conformados, sino también un fallo emitido en octubre de 2018 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) exigen a Washington “que levante las sanciones que pesan sobre el sector de la medicina.

Sin embargo, EE.UU. ha hecho oídos sordos a los reiterados llamados a nivel internacional e incluso las ha endurecido varias veces, lo que hace que le sea casi imposible a la República Islámica acceder a los medicamentos y equipos médicos necesarios que salvan vidas en medio de la pandemia de la COVID-19.

En mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a reimponer todas las sanciones contra Irán levantadas en el marco del histórico acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1, que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania.

msm/lvs/tmv/hnb