• El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami, en una rueda de prensa.
Publicada: martes, 30 de junio de 2020 16:08

Un alto comandante iraní afirma que las presiones impuestas por el Gobierno de EE.UU. han empujado a Irán a cosechar sucesivos triunfos frente a sus enemigos.

Hemos logrado derrotar a la arrogancia global liderada por EE.UU., a pesar de todas las sanciones y los problemas que nos han impuesto los enemigos. Ahora, cuando ellos enfrentan problemas fundamentales, podemos infligirles más derrotas”, así lo ha indicado el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami.

El destacado comandante persa ha subrayado, además, que la guerra psicológica impulsada por Washington y sus aliados occidentales, lejos de lograr su objetivo de debilitar el país persa, se ha convertido en un medio para el desarrollo de la República Islámica.

Salami ha resaltado, no obstante, que Irán debería convertirse en un modelo a seguir por todo el mundo y, para lograr esta meta, requiere ser más fuerte. “No nos queda más remedio que volvernos más fuertes. Deberíamos convertirnos en un modelo indiscutible para el mundo y esto es posible”, ha sostenido.

Asimismo, en otra parte de sus declaraciones, el general persa se ha referido a la grave situación que atraviesa el planeta debido a la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, afirmando que este virus refleja, nada más y nada menos, la incompetencia de los países occidentales en lo que concierne a la gestión de una crisis global.

 

El comandante persa ha elogiado los esfuerzos del personal médico de Irán en la lucha contra la COVID-19, señalando que el éxito de la nación iraní en esta batalla ocurre justo en momentos en los que “muchos países, que afirman estar avanzados, no han logrado obtener buenos resultados”.

Irán ha logrado controlar, en gran medida, la propagación de la COVID-19, pese a que está lidiando con las sanciones unilaterales de Washington, que impiden la importación de fármacos y equipos médicos necesarios.

Teherán ha tachado la campaña de presiones y sanciones de EE.UU. en medio del brote vírico de “terrorismo económico” y “terrorismo médico”, pero insiste en que las medidas restrictivas de Washington jamás podrán ponerle de rodillas.

Ante tal escenario, el país persa se ha visto abocado a llegar a ser autosuficiente en la producción de kits de prueba del nuevo coronavirus y medicamentos.

myd/anz/hnb/rba