• El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ofrece un discurso en Teherán, 17 de enero de 2020. (Foto: Jamenei.ir)
Publicada: sábado, 25 de enero de 2020 16:54
Actualizada: sábado, 25 de enero de 2020 18:52

El Líder de Irán dice que los últimos sucesos de la región muestran la grandeza de Irán y anuncian un fenómeno único que podría cambiar el futuro de la historia.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en una misiva enviada este sábado a la 54.ª reunión de la Unión de Asociaciones de Estudiantes Islámicos en Europa (UISAE, por sus siglas en inglés) en Viena (Austria), ha dicho que este año dicha reunión coincide con sucesos importantes, y cada uno de ellos muestra de algún modo “la grandeza y el prestigio” de Irán y de su nación revolucionaria.

“El martirio, las muestras de poder militar, la presencia sin par del pueblo [iraní], el fuerte espíritu y determinación de la juventud, además de las miles de asociaciones activas en el campo de la ciencia y la tecnología, y el enfoque religioso y espiritual de gran parte de la población joven de todo el país [Irán], todo ello anuncia la llegada de un fenómeno único en el mundo, un fenómeno que puede influir profundamente e incluso determinar la historia”, se lee en el texto.

El ayatolá Jamenei también ha dicho que el segundo paso de la Revolución Islámica (1979) debería, con la gracia de Dios, hacer que este fenómeno alcance la perfección y dé frutos.

“Todas las esperanzas de este movimiento crucial están puestas en los jóvenes científicos, sabios y religiosos, y ustedes pueden ser uno de los elegidos que hagan historia”, agrega.

 

El mensaje de este año viene se produce en momentos de alta tensión en el oeste de Asia debido principalmente al atentado terrorista de EE.UU. en Bagdad, capital iraquí, que acabó con el martirio del comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y de algunos de sus compañeros militares iraníes e iraquíes.

En respuesta, la Fuerza Aeroespacial del CGRI, la madrugada del 8 de enero, llevó a cabo ataques con misiles contra dos bases de EE.UU. en Irak:  Ain Al-Asad, en la provincia de Al-Anbar (oeste), y otra en la ciudad de Erbil (norte).

ftn/nii/

Comentarios