• Base estadounidense Ain Al-Asad en Irak, tras el ataque con misiles de Irán, 13 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 25 de enero de 2020 10:56

El canciller persa asevera que el ataque de Irán a bases de EE.UU. en Irak puso de manifiesto la alta vulnerabilidad de sistemas de defensa estadounidenses.

El daño que le hemos infligido a EE.UU. es amplio, porque con todo su poderío militar no pudo evitar que los misiles golpeen su base. Esto demuestra cuán vulnerable es Estados Unidos”, señaló Mohamad Yavad Zarif.

Durante una entrevista concedida al diario alemán Der Spiegel, publicada el viernes, Zarif hizo alusión, de este modo, al reciente ataque con misiles de Irán contra dos bases de EE.UU. en Irak, a saber: Ain Al-Asad, en la provincia de Al-Anbar (oeste), y otra en la ciudad de Erbil (norte).

El ministro persa de Asuntos Exteriores insistió, además, en que la ofensiva de Irán fue una respuesta formal del Gobierno iraní al asesinato por EE.UU. del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el teniente general Qasem Soleimani.

 

No obstante, prosiguió el jefe de la Diplomacia persa, la respuesta real le darán a EE.UU. los pueblos de la región, al mostrar su rechazo a las acciones y políticas del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump.

“El daño real que ha infligido EE.UU. a sí mismo es el odio que ha sembrado en la gente de la región” en su contra, agregó, antes de recalcar que el asesinato de Soleimani constituye el comienzo del fin de la presencia militar de Washington en el oeste de Asia.

En otra parte de sus afirmaciones, Zarif ha destacado el clave rol que ha jugado el teniente general Soleimani en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y resaltó que EE.UU., Europa y toda la comunidad internacional deben su seguridad al alto mando castrense persa.

fmk/ktg/nlr/hnb

Comentarios