• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, habla durante una sesión parlamentaria en Teherán, capital, 20 de enero de 2020. (Foto: Fars)
Publicada: viernes, 24 de enero de 2020 16:40
Actualizada: viernes, 24 de enero de 2020 21:09

Irán le reprocha a Arabia Saudí el asesinato brutal de Jamal Khashoggi y sus crímenes en la región para que deje de fingir ser “un país normal”.

A través de su cuenta en Twitter, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha reaccionado a las declaraciones del ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al-Yubeir, quien indicó el jueves que Irán debe actuar como un “país normal” si quiere ser tratado como tal.

Los países ‘normales’ no operan mataderos disfrazados de consulados”, ha respondido este viernes el ministro de Exteriores persa en alusión al brutal asesinato del periodista crítico saudí Jamal Khashoggi el pasado octubre de 2018 en el consulado saudí en Turquía.

Refiriéndose a la agresión saudí a Yemen, Zarif ha afirmado que “los países ‘normales’ no atacan a sus vecinos, no causan una crisis humanitaria y no se niegan a dialogar”.

En el Foro Económico Mundial (FEM) de Davos (Suiza), Al-Yubeir acusó a Irán de apoyar a los terroristas en la región e indicó que el país persa tiene que cambiar su comportamiento antes de que Riad esté dispuesto a sentarse y dialogar con ellos.

Pese a todas estas circunstancias catastróficas creadas por Riad, el jefe de la Diplomacia iraní se ha dirigido a Arabia Saudí y le ha dicho que Irán sigue abierto al diálogo. “No obstante, No establecemos condiciones previas para el diálogo”, ha subrayado.

El jueves, el canciller iraní anunció que el país persa “permanece abierto al diálogo con sus vecinos” y está dispuesto a “participar en cualquier trabajo complementario que sea de interés para la región” del oeste de Asia.

El anuncio del jueves de Zarif, se produjo un día después de que su homólogo saudí, Faisal bin Farhan Al Saud, expresara la disposición de Riad a mejorar sus relaciones con Teherán y rebajar las tensiones bilaterales, lo que constituye una nueva traba para EE.UU.

Los lazos entre el reino árabe y la República Islámica se han ido tensando en los últimos años debido a una profunda divergencia sobre algunos temas regionales. Irán, a su vez, considera a EE.UU. y a su agenda injerencista y desestabilizadora en la zona la principal razón de los conflictos entre Teherán y Riad.

tmv/lvs/mjs

Comentarios