• Petrolero británico Stena Impero en el puerto de Bandar Abás, sur de Irán, 22 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 25 de julio de 2019 18:05

Irán comunica a la Organización Marítima Internacional (OMI) las violaciones que ha cometido el Reino Unido contra el Derecho del Mar en el estrecho de Ormuz.

A través de un mensaje en la red social Twitter, el embajador de Irán en el Reino Unido, Hamid Baidineyad, ha anunciado este jueves que el Gobierno persa ha comunicado a la OMI las infracciones cometidas por el petrolero Stena Impero con bandera británica detenido el pasado viernes por el Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en las aguas del estrecho de Ormuz, situado en la boca del Golfo Pérsico.

“Se ha presentado una breve nota ante la Organización Marítima Internacional sobre las violaciones del buque británico Stena Impero en el estrecho de Ormuz. Este buque tras chocar con un barco pesquero en la región, entró en el estrecho de Ormuz por la ruta de la salida y apagó el sistema de comunicación poniendo en peligro las normas marítimas”, ha tuiteado el diplomático persa.

En una carta enviada el miércoles al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), la representación permanente de Irán ante ese organismo explicó los motivos de la retención del carguero británico. Según la misiva, luego de la colisión, el petrolero apagó su sistema de posicionamiento global (GPS), ignoró los avisos emitidos por las fuerzas iraníes, e intentó huir, navegando en dirección opuesta, pero la Fuerza Naval del CGRI lo detuvo.

Se ha presentado una breve nota ante la Organización Marítima Internacional sobre las violaciones del buque británico Stena Impero en el estrecho de Ormuz. Este buque tras chocar con un barco pesquero en la región, entró en el estrecho de Ormuz por la ruta de la salida y apagó el sistema de comunicación poniendo en peligro las normas marítimas”, ha tuiteado el embajador de Irán en el Reino Unido, Hamid Baidineyad.

 

El lunes, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, aseguró que la captura del petrolero británico tuvo como eje el cumplimiento de las leyes internacionales y no fue un acto de represalia por la retención de hace dos semanas en Gibraltar del petrolero Grace 1, capturado por la Marina británica al sospechar que transportaba crudo iraní a Siria, país sujeto a sanciones de la Unión Europea (UE).

Irán, conforme subrayó el mismo lunes el presidente Hasan Rohani, es el principal protector de la seguridad y de la libertad de navegación en el Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán, donde la presencia extrarregional, por contrario, crea inseguridad y socava el orden regional, según rechaza Teherán.

En este mismo contexto, el comandante de la Marina del CGRI, el contralmirante Alireza Tangsiri, aseguró el martes que la República Islámica no dejará a ningún país invadir sus aguas.

ftn/lvs/rba

Comentarios