• El presidente del Poder Judicial de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, en una reunión con diplomáticos extranjeros, Teherán, 24 de junio de 2019. (Foto: Fars)
Publicada: lunes, 24 de junio de 2019 21:42

El presidente del Poder Judicial de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, denuncia el “terrorismo económico” ejercido por Estados Unidos contra el pueblo iraní.

“El terrorismo económico contra el pueblo iraní ha sido impuesto de una forma que hasta ha impedido que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) envíe ayuda a los afectados por desastres naturales en Irán”, ha dicho Raisi este lunes ante embajadores y representantes de misiones diplomáticas en Teherán, la capital iraní.

Quienes se proclaman defensores de los derechos humanos en el mundo, ha señalado el dignatario, son irónicamente quienes más violan esos derechos y apoyan a regímenes que cometen todo tipo de crímenes.

En especifico, Raisi ha señalado el apoyo de EE.UU. y sus aliados a regímenes como el de Arabia Saudí, que desde el año 2015 bombardea a diario a la población civil de Yemen, mientras reprime a su propia población y ejecuta a quienes se atreven a criticar a la monarquía de los Al Saud.

LEER MÁS: El más pequeño preso político saudí corre peligro de ser ejecutado

El jefe de la Judicatura persa ha recordado también que, desde hace más de 60 años, el aliado principal de Washington en Oriente Medio, Israel, reprime y ejerce un tipo de régimen de apartheid contra los palestinos, cuyas tierras ocupa, y que a pesar de todo ello Estados Unidos le presta todo tipo de apoyo, por lo que no debe sorprender que Washington recurra al “terrorismo económico” para tratar de conseguir sus objetivos.

El terrorismo económico contra el pueblo persa ha sido impuesto de una forma que hasta ha impedido que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) envíe ayuda a los afectados por desastres naturales en Irán”, ha dicho el presidente del Poder Judicial de Irán, Seyed Ebrahim Raisi.

 

En mayo de 2018, Trump decidió unilateralmente retirar a su país del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (formado entonces por EE.UU., Rusia, Francia, el Reino Unido y China, más Alemania) y, en consecuencia, reimponer a Teherán embargos en relación con su programa nuclear. Su objetivo era presionar a la República Islámica para que aceptara introducir nuevos términos en dicho acuerdo.

Irán ha prometido hacer frente a la violación flagrante del derecho internacional cometida por la reanudación “ilegal” de las sanciones de EE.UU. En esta vía, en julio del año pasado presentó una queja formal ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que a principios de octubre falló parcialmente a favor de la demanda de Irán, que pedía tomar medidas temporales contra EE.UU. por sus embargos unilaterales.

hgn/mla/lvs/hnb

Comentarios