• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en una rueda de prensa con el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, 10 de junio de 2019. (Foto: IRNA)
Publicada: lunes, 10 de junio de 2019 7:18
Actualizada: martes, 11 de junio de 2019 20:15

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y su homólogo alemán, Heiko Maas, abogan por preservar el acuerdo nuclear en pro de la paz regional.

Zarif, en una rueda de prensa conjunta con su homólogo alemán celebrada este lunes, ha declarado que Irán y Alemania tienen objetivos similares, entre ellos, evitar el aumento de las tensiones en la región y preservar el acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Pero también le ha recordado que “EE.UU. ha declarado una guerra económica contra Irán y esto perjudicará la seguridad de la región”. Insiste, de hecho, en que EE.UU. y el régimen de Israel son la causa principal de las crisis en el Oriente Medio. 

Zarif ha subrayado que la única forma de reducir las tensiones en la región es detener la guerra económica, ya que es demasiado pedir que el pueblo iraní sufra una guerra económica, mientras quienes la han desencadenado viven “seguros”. “Creemos que Alemania y Europa pueden desempeñar un papel importante para detener esta guerra”, añade.

En relación con el acuerdo nuclear, el canciller iraní ha dicho que en su encuentro con Maas ambos han destacado la importancia de cooperar con otros socios de la Unión Europea (UE) para materializar el acuerdo nuclear.

También advierte de que, dado que los europeos no están cumpliendo con sus obligaciones respecto al JCPOA, es posible que Teherán también deje de cumplirlas [en el marco del Artículo 36].

Por su parte, el ministro de Exteriores de alemán, Heiko Maas, se ha justificado aduciendo que su país y la Unión Europea han estado tratando de compensar la retirada de Estados Unidos del acuerdo.

Alemania, explica Maas, reconoce los derechos de Irán en relación con el pacto nuclear y ayudará al país persa a aprovecharse de los beneficios económicos del JCPOA. 

De hecho, asegura que el mecanismo de financiamiento Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales) de la Unión Europea para mantener las relaciones económicas con Irán en el marco del pacto nuclear y sortear las sanciones de EE.UU. “estará listo pronto”.

 

Teherán ha cumplido siempre con lo estipulado en el pacto tal y como ha certificado la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), que inspecciona de manera regular las plantas e instalaciones nucleares persas, pero el resto de los socios no ha hecho lo propio.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el 8 de mayo de 2018 la retirada de su país del JCPOA y reactivó todas las sanciones contra Irán, una medida unilateral ampliamente criticada por la comunidad internacional, salvo por algunos aliados de EE.UU., como el régimen israelí.

Irán, con paciencia, esperó un año para que el resto de los signatarios hiciera algo, pero cumplido un año seguía sin disfrutar de los beneficios previstos en el pacto, y por tanto decidió en reciprocidad no cumplir con algunos de sus compromisos. De igual modo, estableció un plazo de 60 días a sus socios europeos para que cumplan las responsabilidades adquiridas con Teherán.

Los signatarios no europeos del acuerdo, es decir, Rusia y China, consideran que la decisión de Teherán es culpa de Washington.

snz/alg/nii/

Comentarios