• Retos y logros de una Revolución: La Revolución Blanca del Shah
Publicada: sábado, 16 de febrero de 2019 11:12

Las políticas del Shah, bajo su sistema de reformas, conocido como la Revolución Blanca, provocaron que muchos agricultores abandonaran sus aldeas y emigraran a las ciudades.

Irán contaba en 1975 con 450 ciudades y 90 000 aldeas. En la actualidad, estas cifras han pasado a ser 1200 ciudades y 60 000 aldeas.

En aquel entonces, los migrantes se vieron obligados a edificar sus viviendas a las afueras de las ciudades, utilizando cualquier medio que tenían a su alcance.

Uno de los principales objetivos que se recoge en la Constitución tras la Revolución Islámica es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos proporcionándoles viviendas asequibles. Para este fin, se crearon varias organizaciones y un banco.

Teniendo en cuenta todos los elementos establecidos, el aumento de los precios de la vivienda imposibilitó que la clase trabajadora pudiera comprar una vivienda y fue a raíz de ello que el presidente Ahmadineyad presentó el Plan de Viviendas Mehr.

En este esquema, se proporcionaron, por primera vez, terrenos prácticamente sin cargo alguno y grandes contratistas edificaron los apartamentos para todos aquellos interesados en la compra de una vivienda, con préstamos del Gobierno.

En un primer momento, se planeó la construcción de 4,4 millones de apartamentos, sin embargo, una serie de problemas relacionados con el aumento de la liquidez ralentizaron el proceso y hasta 2017 solo se entregaron 1,9 millones de viviendas. El Gobierno de Rohani completó la construcción del 45 por ciento de estos apartamentos.

Si bien este plan fue criticado principalmente por la ubicación de los apartamentos, en líneas generales fue un éxito, pues ayudó a muchas familias a acceder a una vivienda, ya que estas personas, de otro modo, nunca hubieran podido haberse convertido en propietarias.

oma/msf

Comentarios