• 2018, año de mucho éxito para Irán y difícil para EEUU
Publicada: martes, 1 de enero de 2019 15:25
Actualizada: martes, 1 de enero de 2019 17:52

El 2018 en Irán fue marcado con acontecimientos políticos, económicos y logros hasta tragedias. Entre ellos, destaca la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear.

2018 fue un año con muchos altibajos para Irán. EE.UU. reimpuso duras sanciones al país persa. El 8 de mayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el retiro de su país del acuerdo nuclear firmado en 2015. Fue un intento de obligar a Teherán para negociar acerca de sus capacidades defensivas y su papel en Oriente Medio.

Empezaron las sanciones, una primera ronda en agosto, incluyeron bloqueos a las transacciones financieras, a las importaciones de materias primas y al acceso de Irán al dólar estadounidense. La segunda tanda en noviembre apuntaba el sistema financiero iraní y tenía como objetivo poner a cero las exportaciones petroleras de Irán, un intento que fracasó.

Durante este tiempo, Europa se esforzaba por salvar el acuerdo. Intentó crear mecanismos económicos con el fin de superar los efectos de las sanciones de EE.UU. contra Irán. Pero eran sólo apoyos al país persa y condenas contra Washington en comunicados y declaraciones.

La economía del país también vivió difíciles condiciones. A partir de julio la moneda nacional empezó a experimentar una devaluación repentina frente al dólar estadounidense. Lo mismo pasó con el aumento del precio del oro.

2018 fue también el año de tragedias humanas para los iraníes. El 22 de septiembre, un ataque terrorista en la ciudad suroccidental de Ahvaz dejó al menos 25 muertos y 60 heridos.

En lo defensivo, Irán presentó varios logros importantes, entre ellos, el avión de combate Kosar y el destructor Sahand.

Los acontecimientos de 2018 muestran que a pesar de los desafíos existentes, fue un año de mucho éxito político para Irán y difícil para EE.UU., pues Washington se quedó aislado al salir de forma unilateral del acuerdo nuclear y el cambio de su política en Siria y Yemen, entre otros, demuestran que este país no se encuentra en buenas condiciones frente a Irán.

Samaneh Kachui, Teherán.

xsh/rba

Comentarios