• El presidente del Banco Central de Irán, Abdolnaser Hemati.
Publicada: martes, 6 de noviembre de 2018 0:40
Actualizada: martes, 6 de noviembre de 2018 1:47

El Banco Central de Irán reacciona al nuevo paquete de sanciones de EE.UU. y asegura que Teherán ha previsto medidas para seguir comerciando con sus socios.

“El Banco Central ya había previsto las sanciones anunciadas (hoy por EE.UU.) y ha preparado planes para diferentes circunstancias, aun más allá de estas sanciones”, ha declarado este lunes el presidente de la entidad bancaria iraní, Abdolnaser Hemati, horas después de la entrada en vigor de la segunda ronda de sanciones de Washington contra Irán.

Según el titular del Banco Central iraní, Teherán ha dialogado con sus socios comerciales en busca de establecer mecanismos que sostengan la continuidad de las relaciones comerciales ante los embargos estadounidenses.

“Hemos estado en conversaciones con nuestros socios comerciales y fueron tomadas todas las acciones necesarias para que las interacciones con Irán continúen”, ha indicado. Las medidas están destinadas a ajustar recursos y gastos de divisas, ha explicado.

El Banco Central ya había previsto las sanciones anunciadas (hoy por EE.UU.) y ha preparado planes para diferentes circunstancias, aun más allá de estas sanciones”, ha declarado este lunes el presidente de la entidad bancaria iraní, Abdolnaser Hemati.

 

Ha precisado que, ante la desconexión de Irán de la Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (SWIFT, por sus siglas en inglés), debido a los embargos estadounidenses, el país persa ha considerado alternativas para sustituirlo.

Más temprano en la misma jornada del lunes, el ministro iraní de Economía, Farhad Deypasand, ha anunciado que Teherán ya tiene elaborado un plan serio para pasar por lo que ha descrito como un momento crucial provocado por sanciones unilaterales.

Sin presentar detalles del referido plan, el ministro iraní ha destacado la importancia de utilizar los recursos nacionales en estas circunstancias.

La segunda tanda de sanciones norteamericanas, que ha recibido la condena de la Unión Europea (UE), Londres, París y Berlín, se dirige contra más de 700 personas, entidades, aviones, buques y bancos, tanto iraníes como de otros países, y se activa tras la retirada de Washington en mayo del acuerdo nuclear obtenido en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 ( entonces conformado por EE.UU., Rusia, Francia, el Reino Unido y China, más Alemania).

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, asegura que los nuevos embargos del Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, a la República Islámica aislarán aun más a Washington en el mundo.  

fdd/ncl/lvs/hnb

Comentarios