• El embajador de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.
Publicada: lunes, 5 de noviembre de 2018 19:14

Irán ha pedido a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus miembros una respuesta colectiva a las sanciones ilegales y unilaterales de EE.UU.

El representante permanente de Irán ante la ONU, Qolamali Joshru, ha denunciado que las nuevas sanciones impuestas por EE.UU. al país persa violan los principios conocidos de la Carta fundacional de las Naciones Unidas, especialmente por su aplicación extraterritorial.

“Esta conducta ilegal e inhumana de EE.UU. requiere una respuesta colectiva de la comunidad internacional para defender el imperio de la ley y proteger el multilateralismo”, indica Joshru en una carta enviada este lunes al secretario general de la ONU, António Guterres.

Este mismo lunes, el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump ha empezado a aplicar su segunda ronda de sanciones a Irán desde su retirada del acuerdo nuclear sobre el programa de energía nuclear persa, el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

El PIAC, firmado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 (que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) quedó sin embargo consagrado en una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), que contradicen las medidas adoptadas por Washington, resalta el embajador persa en su misiva.

Esta conducta ilegal e inhumana de EE.UU. requiere una respuesta colectiva de la comunidad internacional para defender el imperio de la ley y proteger el multilateralismo”, ha indicado el representante permanente de Irán ante la ONU, Qolamali Joshru.

“EE.UU. no sólo se opone abiertamente a la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad, sino que presiona de forma descarada a otros Gobiernos para que violen esa resolución”, denuncia Joshru.

El diplomático hace notar además que las nuevas sanciones quebrantan también el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya del 3 de octubre, en el que se ordena a Washington suspender los embargos unilaterales a la República Islámica relacionados con bienes humanitarios, medicamentos y aviación civil.

Ignorando las advertencias internaciones, la Administración de Trump salió en mayo pasado del acuerdo nuclear iraní y ha reinstaurado las sanciones unilaterales estadounidenses a la República Islámica, además de presionar a otros países para acatar sus medidas.

myd/mla/tmv/rba

Comentarios