• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, en una rueda de prensa en Teherán, capital persa.
Publicada: sábado, 9 de junio de 2018 17:55

El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, celebra la decisión Afganistán de establecer un alto el fuego temporal con el grupo armado Talibán.

“Irán apoya la decisión del Gobierno de Afganistán de declarar un cese al fuego provisional con el grupo Talibán y saluda esta medida”, ha afirmado este sábado Qasemi.

De acuerdo con Qasemi, esta decisión de Kabul es un “paso positivo” que allanará el camino para el logro de acuerdos más amplios y el restablecimiento permanente de la estabilidad y seguridad en Afganistán.

El portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, además, ha expresado la disposición de la República Islámica de Irán para contribuir a adelantar el proceso de paz en el país vecino.

El presidente de Afganistán, Ashraf Qani, anunció el jueves por primera vez un alto el fuego de dos semanas con Talibán como parte de sus esfuerzos para alcanzar la paz. Dos días después, el grupo armado también informó en un comunicado de una tregua de tres días con las fuerzas afganas por motivo de la celebración del Eid al-Fitr, festividad que marca el final del mes sagrado del Ramadán, el noveno mes del calendario islámico.

De acuerdo con Qani, la tregua se limita a las ofensivas contra los talibanes, pero seguirán luchando contra los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) y otros grupos takfiríes y sus socios, respaldados desde el extranjero.

Irán apoya la decisión del Gobierno de Afganistán de declarar un cese al fuego provisional con el grupo Talibán y saluda esta medida”, afirma el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi.

 

Por su parte, el presidente de Irán, Hasan Rohani, ha alabado el primer cese de hostilidades en Afganistán durante su reunión de este mismo sábado con su homólogo afgano al margen de la 18.ª cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) en China.

“Esperamos que con el avance de conversaciones nacionales seamos testigos del desarrollo y la estabilidad en Afganistán”, ha resaltado Rohani.

En 2001, Estados Unidos y sus aliados invadieron Afganistán como parte de la llamada guerra contra el terrorismo. La ofensiva apartó del poder al grupo extremista Talibán, pero la inseguridad, pese a la presencia de soldados extranjeros, sigue haciendo estragos en todo el territorio.

fdd/rba/nii/

Comentarios