• El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, asiste a una rueda de prensa semanal en Teherán.
Publicada: martes, 27 de febrero de 2018 17:08
Actualizada: martes, 27 de febrero de 2018 17:32

Irán aplaude el veto de Rusia a una resolución antiiraní propuesta por el Reino Unido, apoyada por EE.UU. y Francia, que culpaba a Teherán de suministrar armas a Yemen, y recrimina a los tres aludidos su papel en armar a Arabia Saudí e incitar a la guerra en el empobrecido país árabe.

El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, ha responsabilizado este martes a Washington, Londres y París de “la intensificación del conflicto y la pérdida de vidas inocentes en Yemen, enviando armas letales a Arabia Saudí”.

El diplomático persa ha arremetido contra EE.UU. y el Reino Unido por “desempeñar un papel poco constructivo en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en los últimos tres años”, y ha lamentado que estos países, “en lugar de utilizar los procedimientos de esta instancia mundial para cesar los conflictos, hayan procurado legitimar la agresión saudí a Yemen”.

Al presentar el proyecto de resolución antiiraní ante el CSNU, ha agregado Qasemi, EE.UU., el Reino Unido y Francia buscaban evadir su responsabilidad en los “crímenes de guerra acaecidos en Yemen”.

“Todos aquellos países que juegan un papel destructivo vendiendo armas modernas, ampliando los arsenales de países agresores e intensificando la crisis e inestabilidad en Oriente Medio tienen la responsabilidad de proteger a las indefensas mujeres y niños yemeníes que enfrentan una crisis humanitaria que ha sido provocada por la devastadora guerra y las sanciones impuestas al país”, ha subrayado.

Todos aquellos países que juegan un papel destructivo vendiendo armas modernas, ampliando los arsenales de países agresores e intensificando la crisis e inestabilidad en Oriente Medio tienen la responsabilidad de proteger a las indefensas mujeres y niños yemeníes que enfrentan una crisis humanitaria que ha sido provocada por la devastadora guerra y las sanciones impuestas al país”, ha subrayado el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

 

El diplomático persa ha expresado, además, la “profunda preocupación” de Teherán por la prolongación del conflicto y la agresión saudí a Yemen que, en marzo, cumplirá tres años, y ha pedido una “medida decisiva de la comunidad internacional para poner fin a la masacre de miles de personas inocentes en el país árabe”.

Rusia, aduciendo la falta de pruebas, se opuso el lunes a la resolución antiiraní presentada ante el CSNU. La misión iraní ante las Naciones Unidas, a su vez, criticó a Washington y a sus aliados por politizar un debate del CSNU para culpar a Irán de todo lo que está pasando en Yemen.

ftm/anz/tmv/rba

Comentarios