• El nuevo secretario general de la Liga Árabe (LA), el egipcio Ahmed Abul Gheit.
Publicada: lunes, 4 de julio de 2016 13:55

La Cancillería iraní tacha de ‘apresuradas y contraproducentes’ las declaraciones del nuevo secretario general de la Liga Árabe (LA), Ahmed Abul Gheit, sobre Irán.

“Recomendamos al secretario general estudiar amplia y profundamente el historial de la LA y evitar proyecciones sobre los problemas regionales y del mundo del Islam”, ha destacado este lunes el vocero de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

A criterio del alto diplomático iraní, repetir los mismos alegatos infundados no generará cambios en la región de Oriente Medio y los países árabes, y resulta imprescindible volver a los principios y la carta de la Liga para solucionar las cuestiones por vías pacíficas y diplomáticas.

Recomendamos al secretario general estudiar amplia y profundamente el historial de la LA y evitar de proyecciones sobre los problemas regionales y el mundo del Islam”, ha destacado este lunes el vocero de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

En este sentido, ha lamentado la indiferencia de la LA ante las agresiones militares de un país árabe, Arabia Saudí, contra otro país árabe, Yemen, y enfatizado que tal indiferencia se traduce en “apoyar tal agresión y confirmar el fratricidio”.

“La comunidad islámica ha de concentrarse en el peligro común que amenaza a todo el mundo del Islam, es decir los sionistas ocupadores y los grupos terroristas y takfiríes”, ha concluido Qasemi.

Las declaraciones del portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán responden a las acusaciones de Abul Gheit, formuladas en una entrevista concedida el domingo al diario egipcio Al-Ahram sobre la “intervención” de la República Islámica de Irán en asuntos internos de los países árabes.

 

El pasado jueves, los miembros de la LA eligieron al egipcio Ahmed Abul Gheit, como nuevo secretario general de esta organización, con sede en El Cairo, capital de Egipto.

Ayer domingo, Abul Gheit inició oficialmente su trabajo con un difícil panorama para los sus cinco años de mandato, ya que su agenda tiene que enfocarse, entre otros casos, en el conflicto de Siria, los grupos terroristas activos en Libia, la creciente amenaza de los terroristas takfiríes, el conflicto palestino-israelí y la agresión saudí a Yemen.

tas/ctl/rba

Comentarios