• Canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en su visita oficial a España. 14 de abril de 2015
  • Un hombre mira los escombros derribados por ataques aéreos de Arabia Saudí en Saná, capital yemení.
Publicada: martes, 14 de abril de 2015 12:38
Actualizada: martes, 14 de abril de 2015 16:26

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha propuesto este martes un plan de cuatro puntos para poner fin a la crisis en Yemen y acabar así con la agresión saudí.

Un alto el fuego total, la entrega de ayuda humanitaria, un diálogo yemení-yemení y la formación de un gobierno de base amplia son los cuatro puntos que conforman la propuesta de Irán

“Un alto el fuego total”, la entrega de “ayuda humanitaria”, un “diálogo yemení-yemení” y la formación de un “gobierno de base amplia”, son los cuatro puntos que conforman la propuesta del titular persa.

Zarif, al dejar en claro que para resolver la crisis en Yemen no se puede recurrir a los bombardeos aéreos, pues dejan víctimas mortales entre la población civil, ha reconocido que poner fin a este conflicto no es fácil.

En este contexto, el canciller iraní ha aludido a la complejidad de la situación en Yemen debido a la existencia de Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), por un parte, y por otra, al hecho de que “no hay nada que tenga valor militar” en Yemen como para bombardearlo.

No tenemos ningún interés hegemónico en la región

Al mismo tiempo, ha advertido a Arabia Saudí, que desde el pasado 26 de marzo está llevando a cabo bombardeos contra Yemen, que los ataques aéreos no son una solución a la crisis yemení y si Riad cree en ello, “está delirando”; para después afirmar que Teherán no tiene aspiraciones “hegemónicas” en el país árabe.

“No tenemos ningún interés hegemónico en la región”, ha manifestado Zarif --que se encuentra actualmente en España en visita oficial--, recordando la historia y señalando que el país persa no ha “invadido ningún país en 250 años”, para luego agregar que los iraníes “queremos vivir en paz con nuestros vecinos”.

Además de que al menos 2571 civiles han perdido la vida, incluidos 381 niños menores de 15 años y 214 mujeres, cinco de ellas embarazadas, en los ataques aéreos saudíes a Yemen, Zarif ha evocado que los yemeníes que se encuentran atrapados bajo estas ofensivas necesitan actualmente alimentos, agua y medicamentos.

De acuerdo con el canciller iraní, la realización de un diálogo yemení-yemení es de suma importancia, ya que, a su parecer, el conflicto debe ser resuelto por los propios yemeníes, mientras que el único papel que deben desempeñar la República Islámica de Irán y Arabia Saudí es el de facilitar el acuerdo.

En opinión de Zarif, el mencionado diálogo es un paso previo para formar “un gobierno de base amplia” elegido por los yemeníes, el cual debería mantener buenas relaciones con todos los actores regionales, y para llegar a este objetivo no se deben “imponer soluciones de antemano”.

La agresión saudí a Yemen ha aglutinado duras críticas regionales e internacionales. El pueblo yemení ya ha condenado en reiteradas ocasiones la agresión saudí y ha asegurado que el régimen de Al Saud pagará caro sus ataques; además países como RusiaIrán, Siria e Irak, entre otros, también han rechazado estas incursiones bélicas.

Las declaraciones del ministro iraní de Exteriores se han producido durante un desayuno informativo en la capital española, Madrid, en presencia del ministro español de Industria, José Manuel Soria, y Javier Solana, ex alto representante para la Política Exterior y la Seguridad Común de la Unión Europea.

Solana (izquierda), Zarif (centro) y Soria (derecha) hablan de diferentes asuntos en Madrid. 14 de abril de 2015

 

En respuesta a la invitación que le hiciera en su día su homólogo español, José Manuel García-Margallo, Zarif ha viajado a España para reunirse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; con el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada; y con el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, entre otros titulares, con el objetivo de abordar los lazos entre Irán y la Unión Europa (UE) y la situación en Oriente Medio.

zss/anz/rba

Comentarios