• En Perú aprueban indulto a presos para evitar contagios en penales
Publicada: viernes, 1 de mayo de 2020 6:52

A los contagios y las muertes por coronavirus en los penales del Perú se suman los motines que también dejan víctimas Mortales.

La situación del sistema penitenciario evidencia la falta de acciones de las autoridades. El Ejecutivo decidió liberar a 3000 presos para evitar el reporte de más casos, pero al parecer esta no sería la mejor solución.

El motín que ocurrió esta semana dentro del penal de máxima seguridad de Lima Miguel Castro Castro y que dejó 9 muertos, fue el punto más álgido de la grave situación que se está viviendo dentro de los 68 centros penitenciarios del Perú. La falta de medidas para resguardar la salud de los internos en plena pandemia ha provocado cientos de contagios y la muerte por COVID-19 de 15 presos y 9 servidores penitenciarios.

El Ejecutivo promulgó una ley que permitirá otorgar el indulto alrededor de 3 000 internos entre los que se encuentran los mayores de 70 años y las madres gestantes y con niños de menos de 3 años dentro del penal, que no hayan sido condenados por delitos de sangre. Los expertos coinciden en que esta medida no solucionara el hacinamiento de los 97 000 reos en las cárceles del sistema penitenciario cuya capacidad es de 38 000 internos. Existe otra posible solución que es revisar los casos de los más de 35 000 presos que se encuentran privados de su libertad sin tener una sentencia.

En plena crisis por la liberación de los presos, el poder judicial decidió revocar sólo una orden de prisión preventiva, la de la líder opositora Keiko Fujimori previo pago de una garantía económica de 20 000 dólares. Fujimori, que se encuentra en el penal de mujeres de Chorrillos desde hace tres meses en el marco del escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, había pedido su excarcelación ante los riesgos por la pandemia de COVID-19.

Y mientras el estado busca soluciones al problema el país se encuentra dividido entre las personas que están a favor de la medida y la gran mayoría que no desea que alguien que ha cometido un delito deje la cárcel por una gracia presidencial. En tanto los motines en el país aumenta al mismo tiempo que las muertes al interior de los penales.

Aarón Rodríguez, Lima.

kmd/mrg