• El encargado de negocios de Estados Unidos en Paquistán, Paul Jones.
Publicada: martes, 20 de noviembre de 2018 10:50

Paquistán ha convocado al encargado de negocios de EE.UU. por las “infundadas” acusaciones de Donald Trump de que Islamabad “escondió a Bin Laden”.

“El secretario de Relaciones Exteriores convocó al encargado de negocios de Estados Unidos, Paul Jones, para registrar una fuerte protesta por las acusaciones injustificadas e infundadas contra Paquistán”, ha dado a saber este martes el Ministerio de Exteriores paquistaní en un comunicado.

Conforme a la nota, Paquistán ha recordado al diplomático estadounidense que “fue la cooperación de la Inteligencia de Paquistán la que proporcionó la evidencia inicial para rastrear el paradero de Bin Laden”.

El lunes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó por medio de un mensaje de Twitter que Islamabad “no hace nada” por EE.UU. y que ayudó a esconderse al fundador de Al-Qaeda, Osama bin Laden, asesinado en 2011 en una operación estadounidense en el país asiático.

El secretario de Relaciones Exteriores convocó al encargado de negocios de Estados Unidos, Paul Jones, para registrar una fuerte protesta por las acusaciones injustificadas e infundadas contra Paquistán”, ha dado a saber la Secretaría de Exteriores paquistaní.

 

En rechazo a las acusaciones del magnate neoyorquino, el primer ministro paquistaní, Imran Jan, afirmó que Washington está haciendo de Paquistán un “chivo expiatorio de sus fracasos” en Afganistán, donde a pesar de 140 000 soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “los talibanes son hoy más fuertes que antes”.

Este nuevo punto de tensión amenaza con empeorar aún más los lazos ya frágiles entre ambos países.

La Administración del presidente estadounidense congeló en enero pasado 2000 millones de dólares de ayuda militar a Islamabad, tras acusar a Paquistán de patrocinar el terrorismo en Afganistán. En respuesta, las autoridades paquistaníes ordenaron la suspensión de la cooperación con Washington en materia de inteligencia y defensa.

En desafío a la medida estadounidense, el Gobierno paquistaní asimismo anunció que planea estrechar sus lazos con Rusia y China comprando suministros militares de estos últimos.

tqi/ncl/mjs/alg

Comentarios