• El portavoz del Movimiento de Yihad Islámica de Palestina, Davud Shahab.
Publicada: domingo, 6 de junio de 2021 9:24
Actualizada: domingo, 6 de junio de 2021 9:53

El movimiento Yihad Islámica de Palestina denuncia la llamada ‘marcha de bandera’ que los colonos israelíes planean realizar la semana próxima.

A través de un comunicado emitido el sábado, el portavoz del Movimiento de Yihad Islámica de Palestina, Davud Shahab, denunció que la llamada ‘marcha de bandera’, que se llevará a cabo en la Puerta de Damasco —conocida por los palestinos como Bab al-Amud— en la ocupada Al-Quds (Jerusalén) es un “acto agresivo”.

“Los extremistas judíos continúan su agresión y terror, algo protegido y apoyado por el régimen ocupante”, dijo Shahab, reafirmando que los llamados a participar en este evento constituyen agresiones contra el pueblo y los territorios palestinos.

Pues, llamó a todos los palestinos a una presencia masiva en la Mezquita Al-Aqsa para “enfrentar cualquier intento de asalto por parte de colonos”.

 

Temor a nuevas tensiones; Gantz llama a cancelar ‘marcha de bandera’

El ministro de asuntos militares del régimen de Israel, Benny Gantz, expresó el sábado su oposición a la llamada ‘marcha de bandera’ por temor a nuevas tensiones con los palestinos.

Mediante un comunicado, Gantz subrayó que esta marcha no debe realizarse, ya que puede perturbar la paz o las prácticas políticas actuales en los territorios ocupados palestinos.

La manifestación estaba programada para realizarse en el denominado Día de Jerusalén el pasado mes de mayo, pero se suspendió debido a las preocupaciones de seguridad y las tensiones en los territorios ocupados.

Del 10 al 21 de mayo, el mundo fue testigo de otra escalada en la ofensiva militar de Israel contra la Franja de Gaza. En esta ocasión, las tensiones surgieron a raíz de masivas protestas por las políticas represivas del régimen israelí contra los palestinos en Al-Quds, así como por la orden de desalojar a las familias palestinas del barrio de Sheij Yarrah, en la referida urbe.

Después de 11 días, Israel aceptó el 21 de mayo “sin condiciones” un cese bilateral de las hostilidades con la Resistencia palestina, que considera la tregua como un fracaso para el régimen de Tel Aviv.

ftn/ctl/mkh