• Soldados israelíes detienen a un niño palestino en Hebrón por participar en una protesta contra el régimen de ocupación, diciembre de 2017.
Publicada: sábado, 16 de enero de 2021 1:07

Human Rights Watch (HRW) censura la represión y la discriminación sistemáticas que el régimen de Israel aplicó contra el pueblo de Palestina durante el año 2020.

En un informe publicado este viernes sobre la situación de los derechos humanos en la Cisjordania ocupada y Gaza, la oenegé ha afirmado que las prácticas del régimen israelí “excedieron con creces las justificaciones de seguridad” que suele plantear.

Citando las cifras presentadas por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), el documento indica que en la Cisjordania ocupada y la parte oriental de Al-Quds (Jerusalén), las tropas israelíes asesinaron a 20 palestinos e hirieron a 2001 hasta el 5 de octubre de 2020.

HRW ha criticado también el asedio que el régimen de Tel Aviv mantiene desde hace 13 años contra la Franja de Gaza y las restricciones que ha impuesto a los palestinos en el enclave costero.

 

Estas restricciones, que no se basan en una evaluación individualizada del riesgo de seguridad, privaron, con raras excepciones, a los dos millones de palestinos que viven allí de su derecho a la libertad de movimiento, limitaron su acceso a la electricidad y el agua y devastaron la economía”, denuncia la organización.

El grupo, con sede en Nueva York (EE.UU.), también ha informado que el régimen israelí facilitó la transferencia de los israelíes a los asentamientos ilegales construidos en la Cisjordania ocupada, una práctica que han considerado como “un crimen de guerra”.

Al respecto, se ha referido a un informe de Peace Now, en el que la oenegé israelí que rastrea la construcción de colonias por el régimen en los territorios ocupados, reconoce que Israel aprobó el año pasado la construcción de unidades residenciales para colonos en Cisjordania (12 159 en total) más que en cualquier otro año desde que el grupo comenzó a registrar estos proyectos en 2012.

Israel demuele las viviendas de los palestinos y los humilla en sus puestos de control

HRW señala que Israel demolió, hasta el pasado 19 de octubre, 568 casas palestinas en Cisjordania y la parte oriental de Al-Quds, dejando 759 personas desplazadas.

 

La mayoría de los edificios fueron demolidos, con el pretexto de carecer de permisos de construcción israelíes, que casi nunca se otorgan, apostilla.

En alusión a unos 600 puntos de control y otros obstáculos permanentes establecidos por Israel en Cisjordania en junio, HRW afirma que “las fuerzas israelíes humillan y retrasan a los palestinos en los puntos de control sin explicación alguna”.

El informe señala que los cuerpos de 67 mártires palestinos que han sido asesinados desde 2015 siguen en manos del régimen de ocupación y las autoridades israelíes usan estos cuerpos como una palanca de presión.

msm/ctl/rba