• El asentamiento ilegal israelí de Efrat, en la ciudad palestina de Beit Lahm, en la ocupada Cisjordania, 14 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 12 de enero de 2021 19:13

La UE subraya que, según el derecho internacional, la ampliación de asentamientos israelíes es un acto “ilegal”, pues obstaculiza el proceso de paz.

“La Unión Europea [UE] está fundamentalmente en contra de construir y ampliar los asentamientos israelíes. Son ilegales desde el punto de vista del derecho internacional y también constituyen un obstáculo en el proceso de paz”, ha declarado este martes el portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad del bloque comunitario, Peter Stano, en su rueda de prensa diaria.

En esta misma línea, Stano ha agregado que los veintisiete miembros de la UE solicitan a Israel que cese la expansión de sus asentamientos y, en vez de esas actividades ilegales, instan al régimen de Tel Aviv a que se centre “en ofrecer una visión para reiniciar las conversaciones y reconstruir la confianza” con la ocupada Cisjordania.

Tales declaraciones de la UE se han producido en reacción a un informe publicado el lunes en el que se revela que el ministerio de guerra de Israel sopesa aprobar, en breve, la construcción de unas 850 unidades residenciales ilegales en sus asentamientos en los territorios ocupados palestinos.

 

Según el informe, 500 casas serán construidas en los asentamientos de Beit El, Oranit, Itamar, Givat Ze’ev y Shisavei Shomron. Además, se autorizarán otras 100 viviendas en el asentamiento de Tal Menashe y se baraja la posibilidad de avanzar en los planes para otras 250 unidades residenciales en Nofei Nehemiah.

A su vez, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunció la misma jornada que un panel del ministerio de guerra autorizará los planes para la construcción de las nuevas viviendas.

De acuerdo con el Ministerio palestino de Asuntos Exteriores, el régimen israelí, en el marco de su ilegal política expansionista sobre la ocupada Cisjordania, pretende acelerar la ampliación de los asentamientos antes de que el presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, abandone la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

sar/anz/ftn/rba